+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MONAGO DICE QUE EL INFORME AVALA LAS MEDIDAS TOMADAS POR LA JUNTA

El BBVA fija un crecimiento del PIB regional del 0,7% en 2012

Supone tres décimas menos que la media y una más baja que este año. La entidad insta a una reforma laboral, ajustes importantes y más exportaciones

 

Monago interviene en la presentación del informe económico hecho por el BBVA, ayer. - Foto:JORGE ARMESTAR

P. C.
15/12/2011

Este año la economía extremeña crecerá a la par que la nacional (el 0,8%), pero en el 2012 habrá una desaceleración del crecimiento del PIB, con una estimación del 0,7%; tres décimas menos que la previsión en España, según el informe económico realizado por el BBVA y que fue presentado ayer en Mérida. Un importante esfuerzo de ajuste presupuestario, una ambiciosa reforma laboral y la búsqueda empresarial de mercados emergentes son tres recomendaciones que hace la entidad bancaria para mejorar la economía regional.

En este sentido, el economista Miguel Cardoso señaló que el "reto urgente" de la economía extremeña es incrementar las exportaciones, sobre todo hacia mercados emergentes fuera de la zona euro. "Las empresas extremeñas necesitan ser más innovadoras, productivas e internacionalizadas, dispuestas a abrir mercados", comentó. Para ello, "es importante facilitar el incremento de tamaño de la empresa extremeña, la mejora del capital humano y físico y la reducción de la temporalidad en la contratación". Asimismo, el informe del BBVA defiende una política de impuestos más eficiente con una reducción de la carga directa y el incremento de la indirecta "si fuera necesario", por su beneficio para las empresas.

Sin embargo, según el BBVA, el principal reto continuará siendo el paro, que afecta a un cuarto de la población activa y que, dada la escasez de recursos esperada por parte de la administración, "necesita más que nunca de una decidida cooperación entre la iniciativa privada y la pública". Además, puntualiza que la crisis se ha cebado sobre todo con los trabajadores menos cualificados, por lo que la cualificación de la mano de obra debe ser una preocupación permanente de los agentes socioeconómicos extremeños, buscando la máxima adecuación entre los procesos formativos y las necesidades del tejido empresarial. En esta línea, Extremadura, con una elevada tasa de temporalidad, "es una de las comunidades que más beneficios podría obtener de una reforma laboral ambiciosa, que redundaría en una mejora del capital humano que, a la postre, dotaría a las empresas de un mayor nivel competitivo".

Todo ello debe ir acompañado por unos ajustes económicos relevantes, superior al que deban realizar otras comunidades, asegura la entidad, y eso podría tener un mayor impacto sobre el conjunto de la actividad en Extremadura. Si no se realizan esos esfuerzos, "podría incurrirse en un déficit sensiblemente superior al que se recoge en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo que en principio, supondría una menor presión a la baja sobre el crecimiento a corto plazo".

Todo este panorama avala las medidas puestas en marcha por la Junta, según indicó el presidente extremeño, José Antonio Monago, tras darse a conocer el informe, sobre todo el Plan 3E y deja constancia de que "el desempleo no se combate con empleo público". Además, reiteró que antes de final de año el Ejecutivo firmará un convenio con las entidades bancarias para lograr flexibilizar la financiación para pymes y autónomos.