+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL FINAL DE LA VIOLENCIA

ETA escenifica su claudicación tras medio siglo de terror

Los ‘mediadores’ reclaman que la violencia no regrese «nunca más» al País Vasco. La Policía francesa localiza los últimos arsenales entregados por la banda terrorista

 

Juan Mari Olano, ayer en el acto de Bayona. - AFP / reuters / EFE / IROZ GAIZKA / vINCENT WEST/ GUILLAUME HORCAJUELO

Policías franceses examinan las armas de uno de los zulos. - AFP / reuters / EFE / IROZ GAIZKA / vINCENT WEST/ GUILLAUME HORCAJUELO

AITOR
09/04/2017

El desarme de ETA certifica el final de 60 años de terrorismo, que dejaron 829 víctimas mortales y miles de amenazados. Los autodenominados artesanos de la paz, que capitalizaron el multitudinario y sobrio acto que se celebró ayer por la tarde en Bayona (Francia) para escenificar el adiós a la banda, entregaron a primera hora a las autoridades francesas los datos de geolocalización de ocho zulos, que ocultaban 120 armas, tres toneladas de explosivos y miles de detonadores y cartuchos. La policía francesa localizó todo el armamento en pocas horas, mientras las fuerzas de seguridad francesas y españolas trabajan ya para confirmar si el material encontrado coincide con las expectativas que manejaban y para buscar pruebas incriminatorias.

Además, la jornada de ayer estuvo marcada por la concentración de miles de personas en Bayona. En respuesta al llamamiento de los artesanos de la paz, los asistentes, en su inmensa mayoría simpatizantes de la izquierda aberzale, se encontraron con un acto solemne, sin ninguna concesión al pasado de ETA pero tampoco hubo la menor crítica a su trayectoria. En el documento final se reclamó que el terrorismo no vuelva «nunca más», se reiteraron las muestras de reconocimiento a todas las víctimas y se apeló a la necesidad de trabajar por la paz y la convivencia. En el escenario de la plaza Paul Bert de Bayona, presidido por una pantalla gigante y donde solamente podía verse iconografía de los artesanos de la paz, los oradores reclamaron a los gobiernos de Madrid y de París el acercamiento de los presos de ETA a cárceles cercanas a sus domicilios «para no duplicar su castigo».

El tono serio y con un enfoque ético, totalmente alejado de los mítines habituales de la izquierda aberzale, presidió las intervenciones. Michel Tubiana y Michel Berhocoirigoin reclamaron que «hay que aprender a vivir todos juntos y a aceptar la confrontación democrática», palabras que fueron respondidas por los miles de congregados con gritos para reclamar la independencia y la amnistía de los presos.

Aún más lejos llegó el comunicado final, leído en euskera, francés, inglés y castellano, que declaraba que «detrás de cada víctima hay una tragedia que no podemos olvidar» y se prometía a los damnificados «reconocimiento y reparación». Los sucesivos oradores enfatizaron la frase «esto no puede volver a repetirse», y también aseguraron que el desarme supone la victoria «de la inteligencia sobre la fuerza». Los líderes políticos presentes en Bayona no tuvieron ningún protagonismo durante el acto, y se limitaron a seguirlo como espectadores. Entre los más conocidos se encontraban el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi; la parlamentaria de Podemos Euskadi, Pili Zabala, y el dirigente de la CUP David Fernández.

GRAN PASO PARA FRANCIA / Entre los muchos pronunciamientos sobre el desarme, ninguno de ellos alcanzó la trascendencia de las palabras del ministro del Interior francés, Matthias Fekl, quien en tono positivo lo calificó como «un gran paso de innegable importancia». Mucho más fría fue la reacción de su homólogo español, Juan Ignacio Zoido, que tachó el acto de Bayona de «operación mediática para disimular su derrota e intentar sacar un rédito político». La justicia francesa informó de que comunicará a la española los diferentes peritajes que se van a realizar respecto a ese arsenal, para que los pueda utilizar, algo que permitirá que se puedan aclarar algunas acciones de la organización terrorista que todavía están por esclarecer.

Txetx Etcheverry, uno de los miembros más reconocibles de los artesanos de la paz, entregó a primera hora de la mañana de ayer en el Ayuntamiento de Bayona las coordenadas con los datos de geolocalización de ocho zulos que le había confiado la banda, todos ellos en los Pirineos Atlánticos. Inmediatamente, la policía francesa neutralizó los arsenales, que estaban custodiados por 172 voluntarios que se retiraron cuando llegaron los agentes. La Comisión Internacional de Verificación dio así por culminada su labor, iniciada en septiembre del 2011.

Temas relacionados
 
Documentos relacionados
   
1 Comentario
01

Por Noah Nev 9:01 - 09.04.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Cochambre, diarrea, cucarachas; eso es lo mas agradable que pienso cuando veo a estos miserables, años matando a personas buenas, gente inocente, niños y niñas. Y ahora vienen con este cuento asqueroso, instalando hasta un escenario. Y hasta un cura que ríe a lado de esas mierdas con patas. Os deseo la peor de las muertes después de la peor de las torturas. ETARRAS, UNA CUCARACHA VALE MUCHO MÁS QUE LO QUE LAS ETARRAS PUEDEN PARIR.