+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Fragoso y Gragera acuerdan turnarse en la alcaldía dos años cada uno

«Queremos un gobierno estable que refleje la voluntad mayoritaria», dicen. PP y Cs confirman su acuerdo pero Vox afirmaba anoche que no tienen su voto

 

Fragoso sale de su despacho. -

Alejandro Vélez. -

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
15/06/2019

El PP y Cs alcanzaron ayer un acuerdo por el que el regidor en funciones, Francisco Javier Fragoso, y el candidato naranja, Ignacio Gragera, se turnarán en la alcaldía, que ocupará Fragoso los dos primeros años y el segundo los otros dos. Así lo confirmaron ambas formaciones, tras una jornada de idas, venidas, conversaciones y de plantón al candidato del PSOE, Ricardo Cabezas con quien Gragera se había citado y no acudió. Poco después se supo que negociaba con el PP. El resultado: que PP con 9 concejales y Cs con 4 --tercera fuerza-, podrán gobernar con apoyo de Vox, frente al PSOE con 12 y UP con 1,

Este diario publicó mientras se supone que estaban reunidos, que había un preacuerdo entre los dos partidos para dar la alcaldía de Cáceres al PP y la de Badajoz a Cs. la noticia corrió como un escándalo y Cabezas compareció para criticar a Fragoso y pedir a Cs que se lo replantease.

Cs dijo que no había nada cerrado. Más tarde anunció que daría a conocer el resultado de las conversaciones durante el día. Lo hizo a las 20.12 en un comunicado confirmando el acuerdo para turnarse en la alcaldía con el PP, que emitió el suyo a las 21.14, casi igual de breve, pero señaló que el «único objetivo» del pacto es ofrecer «a la ciudad una gobierno estable y que refleje la voluntad mayoritaria de los badajocenses expresada el 26 de mayo». Y que el acuerdo establece un «gobierno de coalición de dos años para cada formación en la alcaldía. Cs difundió a las 23.02 horas los 30 acuerdos programáticos.

Sobre corrupción, transparencia, mejora de servicios, auditoría, contratación, servicios municipales en centros cívicos, participación, personal de confianza con criterios técnicos, Plan General y Casco Antiguo, infraestructuras, parkings, carril bici, o ampliar el bus los fines de semana a las pedanías, entre otros.

Curiosamente, ni el PP ni Cs hablaron en ningún momento de Vox, cuyo voto necesitan. Su edil electo, Alejandro Vélez, confirmó que Gragera le recabó su voto favorable a la investidura y la formación de un gobierno de derecha. Cs le marcó como línea roja no entrar en el gobierno; también lo hizo el PP. Pero «si necesitan nuestro voto, reclamamos la parte proporcional en el gobierno de la alcaldía», dijo.

Vélez insistió en que «no seremos un macetero ni pararemos la fiesta de nadie». Y que lo que le ofrecieron «no cubre nuestra expectativas, que es formar parte del gobierno». Sus peticiones sin estar en el equipo de gobierno para llevar una «Concejalía del Decoro, de Limpieza o Parques y Jardines». Además, tras conocer que PP y Cs confirmaban el pacto, respondió a una nueva llamada: «¿Con qué votos cuentan? El mío, ahora mismo, no lo tienen».

Hoy se verá en el pleno de investidura, a las 12.00 horas, si PP y Cs han convencido a Vox, o si se vota a así mismo: el pacto volaría y gobernaría el PSOE al ser la lista más votada. No se espera.