+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

«La Policía y los jueces han vencido»

 

«La Policía y los jueces han vencido» - VINCENT WEST

09/04/2017

Patxi Elola prometió a su familia que seguiría vivo cuando ETA terminara. Su nombre apareció varias veces en los papeles de la banda como objetivo, y sufrió amenazas directas y ataques a su negocio. Jardinero de profesión, Elola se vio obligado a trabajar, como muchos otros en el País Vasco, con varios guardaespaldas. Se considera «un superviviente», y afirma haber superado «sin secuelas» unos años muy duros. «Otros no pueden decir lo mismo», se lamenta.

–Usted pasó de militar en ETA durante la dictadura a Gesto por la Paz.

–Era muy joven y participé en la lucha contra la dictadura a través de ETA. Tras la muerte de Franco acabé militando en Euskadiko Ezkerra, primero, y en el PSE-EE, después. Aunque ya estaba en contra de ETA y de todos sus atentados, no acababa de hacerlo público. Y di el paso a través de Gesto por la Paz, en 1990.

–¿Cómo fueron los años 90 en Zarauz?

–Yo era uno de los miembros más activos de Gesto por la Paz. Éramos muy pocos los que nos concentrábamos por los asesinatos y los secuestros, y la izquierda aberzale se ponía enfrente, con megafonía, para tratar de intimidarnos. Iban uno por uno hablando de nuestras familias o negocios. A más de uno le rompieron el escaparate. En noviembre de 1999 me quemaron el pabellón donde guardaba la furgoneta y todo el material de trabajo. Y ahí empezó el miedo. Me pintaron una figura humana delante de casa de tres metros, con la cabeza sangrante. Mi nombre y mi foto aparecieron en pancartas y pasquines, y he tenido que soportar insultos, desprecios y escupitajos, incluso yendo con escolta. Ha sido muy duro, teníamos que tomar medidas extremas, y vivíamos amordazados, sin libertad. Pero he sobrevivido.

–¿Qué siente ante el desarme de ETA?

–A ETA no le ha vencido la sociedad, ha sido la presión de la Policía y la justicia, principalmente. También ha ayudado la resistencia de algunos sectores, sobre todo del PSE y del PP. Es mentira que la sociedad se haya rebelado. Tenía miedo, un sentimiento que desde luego entiendo. En las concentraciones de Gesto por la Paz éramos apenas 150, cuando en Zarauz viven 22.000 personas. Mucha gente ha sido pasiva, cuando no colaboradora activa. Por eso ETA ha durado tanto.

–¿Es partidario de flexibilizar la política penitenciaria?

–¿Es legal? ¿Ha favorecido al final de ETA? Creo que sí, no veo por qué hay que cambiarla. También la ley de partidos obligó a cambiar a la izquierda aberzale. El que tiene que dar pasos es el que ha luchado contra la democracia.

–¿Se ha suavizado la convivencia con la izquierda aberzale en estos últimos años?

–Sí, bastante. Con la legalización, los de Bildu entraron en las instituciones y descubrieron el factor humano. Somos personas normales, no bichos con cuernos que ha mandado el Estado para ocupar Euskadi. Cuanto menos exista ETA, mejor va a ser la convivencia.

Temas relacionados
 
Documentos relacionados