+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ANOCHE SEGUÍA ABIERTA LA NEGOCIACIón. cs QUERÍA EL MISMO ACUERDO QUE EN BADAJOZ Y EL pp inicialmente no aceptaba

El pacto PP-Cs en Cáceres pasa por compartir la alcaldía cada dos años

Si no hay acuerdo o pactos antes del pleno, la alcaldía será para el PSOE. Las conversaciones entre el PP y Cs estaban encalladas anoche en ese punto

 

Alcántara, primero por la izquierda, con concejales de su grupo, antes de la reunión de ayer por la mañana. - FRANCIS VILLEGAS

Luis Salaya (PSOE) y Rafael Mateos (PP), ayer por la mañana en el ayuntamiento. - F. VILLEGAS

Ciudadanos no había cerrado anoche, a las 23.00 horas, su decisión sobre con quién gobernará el ayuntamiento. Al final se aceptaba firmar un pacto con el Partido Popular pero se condicionaba a que fuese en las mismas condiciones que en Badajoz. Es decir, que el candidato del PP, Rafael Mateos, fuese alcalde dos años y que el de Ciudadanos, Francisco Alcántara, lo fuese los otros dos de los cuatro que tiene la legislatura. En ese punto estaban encalladas anoche, a la hora de cierre de la edición de este periódico, las negociaciones entre los dos partidos.

El equipo municipal de Cs propuso el miércoles a los órganos de dirección de su partido en Madrid la firma de un pacto de gobierno con el PSOE que daría la alcaldía al socialista Luis Salaya y la primera tenencia de alcaldía a Francisco Alcántara. Las negociaciones iban encaminadas en esa dirección. Pero ayer por la mañana todo se torció tras anunciarse en Badajoz que el PP aceptaba ceder la alcaldía a Ciudadanos. Este acuerdo condicionaba a los ‘naranjas’ en Cáceres a dar su apoyo al PP para que fuese alcalde el popular Rafael Mateos.

Por la tarde las condiciones de Badajoz se modificaron y se cambió por dos años cada partido al frente del ayuntamiento. Anoche, a la hora de cierre de esta edición, en Cáceres no había un acuerdo entre Ciudadanos y PP para repetir lo decidido en Badajoz. Cs quería lo mismo que en la corporación pacense, pero el PP de Cáceres no aceptaba.

Por tanto Ciudadanos Cáceres se enfrentaba anoche a la siguiente tesitura: desobedecer a su dirección nacional, partidaria del pacto con el PP, o firmar un acuerdo con el PP con unas condiciones menos ventajosas a las de Badajoz, donde además la representación de Ciudadanos en la corporación es inferior a la de Cáceres. En Badajoz tiene 4 concejales por 9 del PP y en Cáceres cuenta con 5 por 7 del PP.

La jornada de ayer fue muy larga para todas las candidaturas. Por la mañana fue primero el candidato socialista Luis Salaya quien llamaba la atención de Ciudadanos al recordar que había un preacuerdo para un pacto de gobierno que todavía no se había cerrado. Las candidaturas socialista y de Ciudadanos tenían previsto reunirse al mediodía.

DÍA DE REUNIONES / Pero ese encuentro se suspendió. Y a las 12.00 horas la que se reunió fue la candidatura municipal de Cs, en esa reunión también participó el portavoz regional del partido, Cayetano Polo. Por la tarde siguieron las reuniones, tanto de Cs como del PP, que a última hora de la tarde trasladó a Cs su negativa a compartir la alcaldía con Ciudadanos con dos años cada partido al frente de la misma.

A las 23.00 horas, a las que todavía seguía sin cerrarse un posible acuerdo, no se había hecho llegar a Ciudadanos por parte del PP, que también mantuvo reuniones durante la tarde y noche, ningún cambio en su negativa a turnarse en la alcaldía, aunque una posibilidad que se manejaba anoche era, según fuentes consultadas por este diario, que Francisco Alcántara ocupase la alcaldía los dos primeros años y que Rafael Mateos, que repetiría en las elecciones locales de 2023, la ocupase durante los dos últimos.

En el PSOE también hubo reuniones ayer por la tarde, de su asamblea local, en la que el 90% de los militantes votaron a favor del preacuerdo de gobierno con Ciudadanos. Salaya aseguró ayer por la mañana que en su partido descartaban un posible acuerdo con Cs que pasase por turnarse en la alcaldía dos años cada partido. El PSOE tiene 9 concejales y Ciudadanos cuenta con 5.

Si no se cierra un pacto o acuerdo de gobierno antes del pleno de investidura, que se celebra esta mañana a partir de las 11.00 horas, la alcaldía sería para la lista más votada, en este caso la del PSOE que encabeza Luis Salaya. En el caso de que Ciudadanos y el PP llegasen a un acuerdo, que era lo que se estaba negociando anoche, tendrían garantizado el voto del concejal electo de Vox, Teófilo Amores, que ayer reiteró que daría su apoyo a un gobierno de centro-derecha con Cs y Partido Popular. Con el voto de Amores, PP y Ciudadanos sumarían los trece concejales con los que se tiene mayoría absoluta en la corporación local, que cuenta con 25 concejales.

En las negociaciones que en los días pasados ha mantenido la candidatura municipal de Ciudadanos con las del PSOE y del PP, la primera aceptó la propuesta de Cs de ostentar cuatro concejales en áreas concretas. Por parte del PP se pusieron objeciones a que Alcántara asumiera en una concejalía las delegaciones de Economía y Hacienda, proponiéndose por parte del PP que cada área tuviese su propia concejalía, de tal modo que la de Hacienda pudiese ser para María Guardiola, que la ha ostentado en la legislatura que termina hoy, o Elena Manzano, profesora de Derecho Tributario. El PP también había planteado objeciones a otra de la propuesta de Ciudadanos, la de tener la concejalía de Recursos Humanos, el personal del ayuntamiento, ya que en su candidatura el PP cuenta con Domingo Expósito, concejal que ha ostentado la delegación de personal durante los últimos cuatro años en el ayuntamiento.

Noticias relacionadas