+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL ACCESO A LA UNIVERSIDAD

Seis carreras de la UEx requieren más de un... 10

Las notas de corte se han incrementado este curso: el año anterior solo 2 grados completaron su oferta por encima del 10. Medicina, con un 12,4, sigue siendo la más solicitada; el año pasado cerca de 2.300 alumnos se quedaron sin plaza

 

Alumnos durante uno de los últimos exámenes de la EBAU. - EL PERIÓDICO

Guadalupe Moral
08/06/2019

Ya no vale con sacar un 10 para entrar en la carrera deseada por muchos estudiantes. La perfección ahora es el 14 y solo aquellos que se presenten a la parte voluntaria de la nueva selectividad, llamada ahora EBAU (la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad), podrán aspirar a alcanzar esa calificación. Luego, solo quienes alcancen las mejores notas podrán acceder a los grados más demandados.

En la Universidad de Extremadura (UEx) son principalmente los relacionados con las Ciencias de la Salud y la mayoría tienen una nota de corte de preinscripción superior al 10 (en el cupo general). Seis, en concreto, superan ese número: Bioquímica, Biotecnología, Fisioterapia, Psicología, Veterinaria y Medicina que, como cada año, alcanza la nota más alta con un 12,410. De todas formas, esta puntación no es fija, es decir, que puede que los alumnos con menos nota también consigan plaza en algunas de esas titulaciones, porque lo que determina la nota de corte es la calificación del alumno que el año pasado ocupó la última plaza disponible en una titulación. Es una referencia pero no determinante.

De hecho, las notas de corte que se utilizan este año para el próximo curso son más altas que las del anterior. Del total de grados que imparte la universidad extremeña 24 tienen fijada una nota de corte (ver gráfico), mientras que para el resto de carreras (la UEx oferta 72 grados y 10 dobles grados) es suficiente tener un aprobado porque no hay problemas de plazas.

Nada que ver con lo que sucede con el grado de Medicina, el más solicitado de lejos de los que se imparten en la región. Basta tirar de estadísticas: 2.398 estudiantes solicitaron cursar Medicina en primera opción aunque solo hay 120 plazas cada curso. Esto supone que más de 2.200 alumnos no pudieron cumplir, al menos en Extremadura, sus expectativas. Los siguientes grados con mayor número de preinscripciones en la UEx fueron Veterinaria (710 solicitudes para 100 plazas) y Enfermería en el campus de Cáceres (489 preinscripciones para 95 plazas), muy lejos de Medicina. ¿Por qué es la carrera más deseada? «Se dan varios factores, por un lado puede haber un componente de tipo vocacional, porque ese alumno tiene algún médico en su familia, y por otro puede ser también por el prestigio social que tiene la profesión –la más valorada junto a la de profesor– y por las posibilidades de acceso al mundo laboral. Hay poco paro y en algunas especialidades, ninguno», valora el decano de Facultad de Medicina de la UEx, Francisco Vaz.

Luego hay otro factor fundamental y es que la elevada nota que se exige en esta titulación en todas las universidades del país –hay 44 facultades, «más de las que necesitamos»– hace que muchos alumnos de fuera de la región también soliciten plaza aquí. Lo hacen en varias comunidades para tener más posibilidades, aunque las diferencias en las notas de corte entre unas y otras son muy escasas. Quienes se quedan a las puertas, además, no suelen tirar la toalla: se vuelven a preparar la selectividad, emigran a otra comunidad o país o se matriculan en un primer curso de una carrera afín para cambiarse un año más tarde. «Hay casuísticas diversas y una de ellas es utilizar otras vía de ingreso, como Fisioterapia o Enfermería, que nos causan un perjuicio muy grave porque las plazas que se abandonan después no se pueden volver a cubrir con gente que realmente quería hacer Fisioterapia o Enfermería», explica el decano.

Por eso, para evitarse quebraderos de cabeza, quienes tienen clara su vocación profesional, no pueden perder el tiempo desde que comienzan el Bachillerato. La media de esos dos cursos supone el 60% de la nota final de acceso a la universidad y la EBAU cuenta el 40% restante. En la nueva selectividad, además, se implantó una fase general (cuatro exámenes de las materias troncales) que es obligatoria y luego una segunda fase, llamada de admisión o específica, que permite que el alumno se examine de forma voluntaria de hasta cuatro materias más relacionadas con la carrera deseada que ponderan más a la hora de acceder y que permiten obtener hasta cuatro puntos extra y alcanzar el preciado 14. Quien se presenta solo a la fase general puede llegar como máximo al 10. Por eso la mayoría de los extremeños que participan en la EBAU suelen optar habitualmente por esta fase voluntaria.

FUERA DE LA REGIÓN

La historia de Medicina se repite prácticamente en todas las universidades del país que ofrecen este título pero no es la única carrera destinada a aquellos alumnos más brillantes. Este año la nota de corte más elevada en el conjunto de las universidades españolas la sigue teniendo un doble grado de Física y Matemáticas que imparte la Complutense de Madrid y que cuenta con solo 25 plazas por curso. El alumno que logró la última plaza el año pasado en esta carrera rozó la perfección en Bachilletaro y también en la EBAU con un resultado de 13,77 sobre 14.

Además de Medicina (que en ningún campus baja del 12 en la última adjudicación), le siguen otros títulos como el doble grado de Economía y Relaciones Internacionales en la Carlos III de Madrid con un 13,49; Biomedicina en la Universidad de Sevilla con un 13,31 o Ingeniería Aeroespacial en la Politécnica de Valencia con un 12,92. Plazas alcanzables solo para aquellos cuyas notas rozan la excelencia.