+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HA COSTADO 4,6 MILLONES DE EUROS, QUE CAJA EXTREMADURA HA FINANCIADO A TRAVES DE SU OBRA SOCIAL.

Un centro en Plasencia completa la red regional para los enfermos de alzhéimer

Es pionero, con el de Montijo, en atención a mayores con demencias. Solo hay dos similares en Madrid y Salamanca.Los primeros residentes del centena

 

Fernández Vara conversa con Medina en la visita, ayer junto a otras autoridades. - Foto:TONI GUDIEL

M. R. REY / I. BRAVOM. R. REY / I. BRAVO 16/05/2008

El centro de dependientes inagurado ayer en Plasencia, en el lugar que antaño ocupara la colonia militar de La Inmaculada, completa la red regional de atención a dependientes severos. Se trata de un centro que, junto al inaugurado hace exactamente un año en Montijo, es pionero en España en la atención a mayores con demencia --la mayoría enfermos de alzhéimer--. Solo otros dos similares, en Salamanca y Madrid, existen en el país.

Aunque los primeros internos no llegarán hasta junio, el centro placentino, al que se conoce popularmente como residencia de alzhéimer, quedó inaugurada ayer y ahora se abre un plazo de rodaje para el personal.

Su apertura ha supuesto hasta 129 contratos, entre profesionales sanitarios y de mantenimiento, para la atención de un centenar de usuarios con algún tipo de demencia, que es la capacidad máxima de residentes, más 20 en el centro de día. En concreto, según datos facilitados por la Caja de Extremadura, entidad que a través de su Obra Social ha financiado las obras con una inversión de 4,6 millones de euros, el centro se ha diseñado para un total de 96 residentes, destinándose 80 de sus plazas a enfermos de alzhéimer y las 16 restantes para otros dependientes.

La gestión de este centro, al igual que el de Montijo, lo ha asumido ya la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta, completando así el mapa regional de atención a la dependencia, algo que requieren ya en la comunidad extremeña unas 15.000 personas, de las que más del 50% son afectadas por la enfermedad de alzhéimer.

IMPORTANTE SERVICIO Del incremento que se ha registrado en la región de estas patologías son "plenamente conscientes" las autoridades, que vienen por ello destinando en los últimos años más recursos a dotar a la comunidad de los servicios necesarios para su atención.

En este sentido, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, destacó ayer en el acto oficial de inauguración del centro placentino que Extremadura "está a la cabeza en abanderar recursos nuevos que nada tienen que ver con lo que había hasta ahora", y añadió que centros como los de Plasencia y Montijo "tienen que estar para aquellas situaciones y casos en los que no tengamos otro tipo de recursos".

El ingreso en estos centros lo deciden las consultas de Neurología, y Fernández Vara advirtió de que no están hechos "para aparcar" a los enfermos, sino para el cuidado de "personas con nombre y apellidos que forman parte de nuestra vida y que se enfrentan a situaciones tremendas, donde se pierden dos elementos esenciales en la vida como son la capacidad de autogobierno y de tomar decisiones".

En Plasencia tendrán estas personas su retiro en pleno centro, junto al parque de los Pinos, en un edificio de cuatro plantas proyectado por los arquitectos Manuel Sainz de Vicuña y Javier Hergueta. Además de las áreas residenciales, los usuarios dispondrán de salas de terapia y rehabilitación, gimnasio, biblioteca, peluquería o podología. En la planta baja hay también un área de hospitalización con cuatro camas y un pequeño velatorio. Hasta cuarenta habitaciones son dobles y el resto, individuales.

El grueso de la plantilla del personal lo componen los 59 auxiliares de Enfermería y los 25 camareros-limpiadores. Hay once ATS, dos médicos, un psicólogo, un trabajador social, un fisioterapeuta y dos terapeutas ocupacionales además del personal de mantenimiento.

El edificio, con un diseño singular y respetuoso con el entorno en el que se encuentra, ha sido levantado por la empresa Pinilla sobre un solar cedido por el ayuntamiento que, durante años, fue colonia residencial de los militares.

Los servicios de los que a partir de junio podrán beneficiarse extremeños afectados por patologías de alta dependencia se suman a los que ya desde noviembre pasado ofrece el centro de dependientes de Montijo. Este centro, que financió Caja Badajoz con un presupuesto de 4,2 millones de euros y fue inaugurado el 4 de mayo del año pasado por el entonces presidente de la Junta Juan Carlos Rodríguez Ibarra, cuenta con 125 trabajadores para la atención de 96 residentes permanentes. Acogerá, además, a otros 40 pacientes en su centro de día, pero este aún no ha empezado a funcionar.

Precisamente a este centro hizo ayer referencia la alcaldesa placentina, Elia Blanco, cuando agradeció a la Junta la elección de Plasencia como sede del centro pensado para la provincia de Cáceres, así como de Montijo para el de Badajoz. Por su parte, el presidente de Caja Extremadura, Jesús Medina, resaltó, al igual que Vara, que la región "es pionera en este tipo de asistencia social", y declaró, "con el permiso de Placeat", que este centro ha desbancado al de esta asociación, que también construyó la Caja, como "buque insignia" de la entidad en la ciudad del Jerte.

Al acto inaugural asistieron, entre otros, la consejera de Sanidad, María Jesús Sánchez Mejuto; los presidentes de la Asamblea, Juan Ramón Ferreira, y de la Diputación de Cáceres, Juan Andrés Tovar; y el obispo de Plasencia, Amadeo Rodríguez.