+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

OPERACIÓN 'CALIMERO'

Ingresan en prisión tres miembros de un clan familiar dedicado al tráfico de drogas en Don Benito

 

Efectos intervenidos. - POLICÍA NACIONAL

EUROPA PRESS
06/07/2020

Tres miembros de un clan familiar, una mujer y dos varones, dedicado presuntamente al tráfico de drogas en la localidad pacense de Don Benito han ingresado en prisión, tras ser detenidos el pasado 25 de junio en una operación policial.

Este es el resultado de la operación 'Calimero', que se inició a principios de noviembre de 2019, después de que el grupo de Policía Judicial de la Comisaria Local de Don Benito recibirá una serie de informaciones anónimas a través de la pagina de la Policía Nacional, sobre un clan familiar de carácter violento, que estaba dedicado a la distribución y venta de diferentes sustancias estupefacientes esta localidad.

Con esta información, los agentes iniciaron una serie de investigaciones, que permitieron confirmar la información recibida en las denuncias anónimas, así como identificar a los responsables y situar los domicilios en los que ejercían la actividad delictiva.

En todas las gestiones, los agentes comprobaron las "numerosas medidas de seguridad" que tenía este clan, y lo que dificultaba las vigilancias realizadas, explica la Policía Nacional en nota de prensa.

Así, fruto de las numerosas vigilancias realizadas sobre los implicados, el pasado día 25 de junio, se llevaron a cabo dos registros domiciliarios, en las calles Guadamez y Matachel de esta localidad pacense, con la preceptiva autorización Judicial.

En una de las viviendas se procedió a la detención de la mujer y uno de sus hijos, que trató de agredir a los agentes para impedir que accedieran al interior, mientras que de forma simultánea, en el otro domicilio, se procedió a la detención del otro integrante de este clan, todos ellos acusados de un presunto delito de tráfico de drogas.

En ambos registros se intervinieron 223.000 euros, 140 gramos de cocaína, un arma corta de fogueo, un arma larga simulada, joyas, numerosos terminales de telefonía móvil, otros efectos de valor, así como útiles para el pesaje y venta de las sustancias estupefacientes.

Además, en el registro de la calle Guadamez, los agentes se encontraron con una "vivienda bunker", que disponía de cámaras de seguridad, puertas blindadas con numerosas cerraduras y enrejados de hierros de gran tamaño, siempre con el único objetivo de dificultar la acción policial.

Los detenidos, todos ellos pertenecientes a una misma familia, son dos varones y una mujer, de entre 34 y 61 años de edad, con antecedentes anteriores, que fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó el ingreso en prisión así como el secreto de todas las actuaciones.