+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PATRIMONIO

La Junta solicita la licencia de obras para la reparación de la iglesia de San Martín en Medellín

 

Iglesia de San Martín. - R. H.

Raúl Haba Jiménez
23/02/2021

El Servicio de Obras y Proyectos de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Extremadura ha remitido al Ayuntamiento de Medellín la solicitud de licencia de obras de restauración de la iglesia de San Martín.

Según el alcalde de la población, Valentín Pozo, «sin lugar a dudas, es una gran noticia para Medellín y para este monumento tan apreciado por los metellinenses, el cual, año a año, sufría un acuciante deterioro debido a sus graves problemas de cimentación, afectando estos directamente a la integridad de su estructura».

Con un presupuesto total de 214.541 euros, las actuaciones a llevar a cabo consistirán, por un lado, en el realce de la cimentación para poder estabilizar el edificio, de manera que éste quede asentado sobre estratos resistentes y su cimentación pueda absorber los desplazamientos y deformaciones del terreno.

Por otro lado, se llevará a cabo la reparación de las grietas y fisuras existentes, las cuales son derivadas de los problemas de cimentación ya mencionados.

El alcalde espera que pronto podamos volver a disfrutar de este elemento patrimonial íntimamente ligado a la historia de Medellín. «Las gestiones llevadas a cabo por este gobierno desde el minuto uno han dado finalmente sus frutos y hoy es uno de esos días que cargan de sentido la labor que los gestores de la cosa pública llevamos a cabo desde la administración local, la más cercana al ciudadano», ha afirmado.

La Iglesia de San Martín es uno de los templos más antiguos de la Villa de Medellín. Se encuentra en la subida al cerro del castillo, junto a la izquierda en el inicio de la subida.

El templo es del Siglo XIII y se alza sobre ruinas de origen romano. En ella se conserva la pila bautismal de Cortés, que fue recogida de la puerta norte, donde se hallaba abandonada. De gran valor era el retablo de cascarón que cubría el ábside, de estilo barroco, dorado en 1717. Entre las imágenes de valor artístico que había en la iglesia destaca el Santisímo Cristo de las Misericordias, llamado también de San Martín.