+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RECOMENDACIONES PARA LA PREVENCIÓN Y ABORDAJE DE LAS CONDUCTAS SUICIDAS EN LA REGIÓN

El suicidio se puede prevenir

Hoy, 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, remarcando que prevenir el suicidio es tarea de todos

 

El suicidio se puede prevenir -

El suicidio se puede prevenir -

REDACCIÓN MÉRIDA
10/09/2019

La muerte por suicidio, es decir, la que se provoca la propia persona, sigue siendo a día de hoy un tabú y a la vez una realidad dolorosa. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 800.000 personas mueren al año en el mundo por suicidio, una cada 40 segundos aproximadamente. En Extremadura se suicidaron 77 personas en el año 2017, con una tasa por 100.000 habitantes (7,17) ligeramente inferior a la media española. Además, por cada persona que se suicida se calcula que entre 6 y 8 personas se ven afectadas de manera directa (familiares, amigas y amigos, profesionales…).

La magnitud del drama que supone el suicidio lo convierte en un problema de Salud Pública, es decir, que exige una intervención preventiva por parte de la sociedad porque nos puede afectar a todas y todos. Esta intervención debe ser multisectorial, implicando no solamente al ámbito sanitario, sino también al social, educativo, laboral, judicial y a los propios medios de comunicación.

La conducta suicida es la consecuencia de una interacción compleja de factores biológicos, genéticos, psicológicos, sociales, ambientales y situacionales. Y es falso presentarlo como secundario a una única razón, dificultad o problema sobrevenido.

La evidencia científica nos dice que con los apoyos e intervenciones adecuados el suicidio es prevenible. El suicidio es una salida permanente e irreversible a situaciones temporales y problemas de salud mental tratables.

MITOS / Otro de los mitos más frecuentes es que hablar de suicidio incrementa el riesgo de cometerlo. Hablar abiertamente y con confianza sobre las ideas de suicidio puede resultar una manera eficaz para evitarlo, reduciendo el aislamiento y el sufrimiento de la persona y aumentando las posibilidades de que busque y reciba ayuda.

El 10 de septiembre del pasado año 2018 el Servicio Extremeño de Salud puso en marcha el I Plan de Acción para la Prevención y Abordaje de las Conductas Suicidas en Extremadura, que desarrolla los objetivos y acciones recogidos en el III Plan Integral de Salud Mental de Extremadura 2016-2020. Sus 9 objetivos, alineados con las propuestas y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, buscan mejorar la prevención, la detección y el tratamiento de las conductas suicidas.

Así, desde su puesta en marcha, se ha llevado a cabo como primera fase una estrategia formativa en detección y abordaje de las conductas suicidas, mediante cursos presenciales y on-line a través de la Escuela de Ciencias de la Salud y de la Atención Sociosanitaria, que ha permitido la formación de 170 profesionales de la Red de Salud Mental de Extremadura. Está previsto continuar con la formación de Atención Primaria durante el segundo semestre de 2019.

Además, el Plan de Acción para la Prevención y Abordaje de las Conductas Suicidas en Extremadura se ha presentado en los comités de seguimiento de otros Planes Integrales de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, y se ha incluido formación en evaluación y gestión del riesgo suicida en la Formación Sanitaria Especializada de Salud Mental, así como de la especialidad de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria para mejorar la detección, evaluación e intervención frente al suicidio en los distintos dispositivos del Servicio Extremeño de Salud.

Se está elaborando material informativo para fomentar la sensibilización de la ciudadanía sobre la importancia de los factores de protección y bienestar psicológico en Redes Sociales, así como una guía de acción tutorial para la promoción de la salud mental en el ámbito educativo en colaboración con la Consejería de Educación que será presentada el próximo mes de noviembre.

En relación a la mejora del abordaje de las conductas suicidas, se está trabajando con profesionales en la definición del Código Suicidio, que pretende dar una respuesta coordinada, rápida y eficaz a las personas con riesgo de suicidio, a través de la detección protocolizada, una intervención y un seguimiento proactivo.