Músicos de circo romano acompañan a tres extraños vehículos alados, donde viajan personajes venidos del mundo de los mitos y las leyendas, discípulos de Ícaro, que mediante un recorrido definido entre el Teatro Romano y la Plaza de España de Mérida, enseñarán a volar al público, invitándolos a volver con ellos al Mar Icaria. Salvarán así a los participantes de la terrible ola de calor, y huirán, como Ícaro, gracias a sus discípulos, que mediante un show musical itinerante, compartirán sus diferentes sabidurías y técnicas de vuelo.

Discípulos de Ícaro, el Musical, con una dramaturgia principal de teatro de calle itinerante, fusiona también el musical, el clown y la parodia, con la utilización de diferentes estilos escénicos, como son el teatro físico y la pantomima, disciplinas circenses, el cabaret o teatro del absurdo. La historia que se desarrolla se sitúa en la visita, desde los tiempos de mitos y leyendas de las obras clásicas griegas, de personajes y elementos que llegan a la actualidad, y en este caso a Mérida, y que traen consigo referencias estéticas y contextos de aquella época…