Es bien evidente la relación de Cáceres con el cine, su ciudad monumental convertida en escenario para rodajes de películas y grandes series… aunque la historia de amor de Cáceres y el cine viene de muy atrás, desde los tiempos de las barracas de feria a principios de siglo XX.

El verdadero romance sucede en las décadas de los años 50 y 60, los años dorados del cine en Cáceres.

Una ciudad literalmente fascinada por las grandes pantallas de sus memorables salas, el Coliseum, el Astoria, las programaciones de sus comprometidos y activos cineclubs… Una época de grandes películas para un público ávido de historias. Es también en esa época cuando renombrados cineastas de nuestro país desarrollan su estilo con títulos que se mantienen en el recuerdo colectivo y que representan a un tiempo pasado que todavía reverbera en nuestros recuerdos fílmicos.