Karel Halír fue un violinista checo del siglo XIX discípulo de los músicos Joseph Joachim y Antonín Bennewitz. Se destacó en su época por su forma particular y excepcional de tocar el violín y por hacer parte del cuarteto de Joachim. En la actualidad, además de ser parte del legado histórico musical del país, es considerado como uno de los mejores violinistas del mundo. Este artista checo fue la inspiración para formar el Halíř Trío, un grupo de música de cámara clásica del que hacen parte el violinista Eduardo García Salas, el pianista Václav Mácha y la chelista Jana Podolská.