Producción: Yörik, Artes Escénicas.

La corte del Rey parece en calma... oro parece... Si sus paredes hablaran...

El excesivo culto a la belleza y al hedonismo convierten a la corte en un escenario ideal para experimentar el clandestino placer humano. Damas y caballeros, cardenales, juglares, criados, criadas y hasta el propio rey fluyen en un ambiente de intriga y erotismo influenciado por la burguesía francesa de Versalles. Humor, traición, pecado y poder construyen estas historias sobre el universo más íntimo de la corte. Crónica rosa del barroco español.