Un montaje inquietante en el que un detective investiga el caso Hamlet.

El público zamorano será testigo y parte de esta obra desde su entrada. Un enigmático pianista recibirá a los espectadores a su llegada. Después, el detective hará su aparición para informar al público de los terribles sucesos que han tenido lugar en el Palacio. Asesinatos sin resolver que trasladarán a los asistentes hasta la Corte Real de Dinamarca.