Presentación de los libros de Manuel Moya “Lluvia oblicua”, publicado por Baile del Sol, y “Pessoa, el hombre de los sueños”, publicado por Ediciones del Subsuelo

Manuel Moya (Fuenteheridos, 1960) es poeta, narrador y traductor, y cuenta con una amplia bibliografía en la que cabe destacar libros como la antología poética “Habitación con islas”, traducida al francés y al portugués, los volúmenes de cuentos “Regreso al tigre” o “La sombra del caimán” o las novelas “La mano en el fuego”, “Las cenizas de abril” (Premio F. Quiñones de novela) y “Lluvia oblicua”. Su traducción del “Libro del desasosiego” de Fernando Pessoa vino a sumarse a la edición de la “Poesía completa de Alberto Caeiro” y a la del cuento “El banquero anarquista”. Como cuentista ha obtenido, entre otros, el Premio Faroni de Microrrelato y ha sido incluido en numerosas y prestigiosas antologías, como “Mar de Pirañas” o “Antología del microrrelato español, 1906-2011”.

“Lluvia oblicua” narra los penúltimos días de Fernando Pessoa por una Lisboa lluviosa y fascinante mientras llega el eco de sus pasos por sus laberínticas calzadas. Nos encontramos, pues, a un Pessoa ya a las mismas puertas de la muerte, preso de su alcoholismo y de su sed por escapar, cuando ya la ciudad e incluso el personaje mismo forman parte de un pasado que reaparece en cada esquina. Una novela que apela a los personajes e incluso a la particular atmósfera de Libro del desasosiego para explicarnos desde dentro un personaje complejo y fascinante que sin pretenderlo se ha venido a convertir en una de las caras de esa ciudad que lo atrapó hasta convertirlo en uno de sus símbolos. Una novela que habla de la dignidad del fracaso.

Uno de los tópicos más consolidados en torno a Fernando Pessoa tiene que ver con su vida, o, mejor, con su ausencia de vida. Sin embargo, su apariencia de hombre tímido, solitario, incapaz de abandonar esa jaula-universo de Lisboa no le impidió convertirse en uno de los poetas de referencia de estas últimas décadas. Mucho más cómodo en la irrealidad que en la realidad, siempre urdió mundos y personajes con los que no solo se relacionó, sino que con ellos construyó un universo paralelo propio que nos sigue causando asombro intelectual. Manuel Moya, traductor de Pessoa y estudioso del personaje, nos presenta en la biografía Pessoa, el hombre de los sueños una visión que se aleja de muchos de los clichés que han rodeado la figura del poeta portugués. Con este ensayo, Moya trata de dar una interpretación cabal de la desasosegante peripecia vital e intelectual de este escritor singular que intentó pasar de puntillas, no siempre con éxito, por una vida muchísimo más rica y extraordinaria de lo que se suele creer.