Los pequeños detalles de este espectáculo lo hacen único. Números originales creados con mucho cariño y dedicación, cuyo objetivo es asombrar a un público que realizará un viaje ilusionante en familia. Cuenta con tres pilares fundamentales. Diversión, participación y magia.

La risa de un niño puede ser mágica, pero si además está acompañada y compartida con los más mayores, se convierte en algo único.

A esto se añade los efectos clásicos de la magia de «Sergio Barquilla», originales y asombrosos. No hay nada más emocionante que conseguir dejar a todo un público boquiabierto, y eso, la magia de este espectáculo, lo consigue.