Las canciones de Sergio Redam son como la vida misma, como las personas que nos rodean, como los sentimientos, desde la alegría a la tristeza pasando por la melancolía, y siempre desde los prismas y desde las aristas de una guitarra que no quiere sonar. Por si te quieres despedir.

Primavera. Pistolas y barcos en el desierto. Etimológicamente Ambedo es una especie de trance melancólico en el que uno se vuelve completamente absorto en vivos detalles sensoriales, como las gotas de lluvia deslizándose por una ventana, los árboles inclinados por el viento, o la crema arremolinándose en el café, y todo ello parece que conduce a una incipiente conciencia sobre la fragilidad inquietante de la vida.

Según dice el autor, Ambedo es un ejercicio sonoro con trasfondo de canción de autor, pero en tendencia Pop Rock y Rock acústico, y preñado de letras íntimas y personales.