Los más pequeños conocerán esta semana este tradicional cuento del escritor Hans Christian Andersen. Un relato en el que se cuenta la historia de un soldadito de plomo que está enamorado de una bailarina de papel con una lentejuela en el vestido, que también se mueve sobre una sola pierna.

En un cuento en el que los juguetes cobran vida. Una historia con la que se pretende hacer reflexionar a los niños y niñas, para que aprendan los valores de la superación y esfuerzo y a mejorar su autoestima.