Querido amante del arte,

Expongo mi obra para que, tras sus puertas, entre sus

senderos, sus hojas y sus colores puedas adentrarte en tu

propio interior y ojalá que te permitan disfrutar, a través

del sentido de la vista, de los colores y de la luz que se

esconde en ti.

Lo que vas a ver forma parte de la producción de toda una vida.

Si quisiera explicarte qué me ha llevado a cada uno de

estos bastidores, podría llenar esta página de palabras,

pero seguramente no te llegaría la emoción, ni el

sentimiento, ni tan siquiera el interés porque, cada uno de

los cuadros, parte de la soledad del inicio, pero a medida

que avanza la obra, cobran vida propia y van pidiendo

colores y formas, y se transforman con la luz y el tiempo.

Yo he disfrutado con la evolución que han vivido entre mis

pinceles, desde la preparación del lienzo hasta que los

firmo, ahí en la esquinita de abajo.

Espero que los disfrutes de igual manera al contemplarlos.

María Antonia Palomino Márquez.