Bajo la premisa de sacar el arte de las paredes y llevarlo a la piel, Arena Martínez plantea una exposición que documenta el diálogo entre dos disciplinas creativas: pintura y moda a través de colaboraciones con diversos artistas de las surgen distintas colecciones inspiradas en ellos mediante un meticuloso estudio de sus obras.

De este modo, encontramos prendas que captan la abstracción gestual de Papartus, la limpieza y las líneas de Juan Sotomayor, los juegos iconográficos de Marina Vargas y la libertad y frescura del extremeño Misterpiro.

El resultado es un universo estilísticamente diverso y único, pleno de color, como modo de reivindicar la creatividad artística que ha hecho de la marca Arena Martínez un referente del arte y de la moda y ha revolucionado el panorama español.

Además, la muestra presenta por primera vez el proyecto solidario One bag many smiles, un proyecto solidario basado en la fabricación de 20 bolsos en lienzo que fueron intervenidos por veinte artistas entre los que destacan nombre como Jose Manuel Ciria o Alberto Corazón, y Arena Martínez Projects, un laboratorio de ideas destinado a la realización de proyectos de promoción y comercialización de obras de arte, y en el que podremos ver obras de Elena Gual, Juana González y Carlos Cartaxo.

Arena Martínez nace en Madrid en 1993 rodeada de amantes del arte. Aunque se formó en Negocios Internacionales en Londres, más tarde se especializó en Gestión, Marketing y Producción de Moda en la Universidad de Saint Martins. La diseñadora ha trabajado en ferias de arte y casas de subastas alrededor del mundo. Después de doce años viviendo en Suiza, Londres, París y Dubai, y recorrer ferias de arte internacionales, vuelve a Madrid en 2017 con el propósito de unir sus dos pasiones: el arte y la moda. Un modo de reivindicar la creatividad artística y trasladar el arte de los museos a la calle.

De este modo la marca comienza en 2017 con la colaboración del artista Papartus, en la que se produjeron una serie de kimonos reversibles, considerada hoy la prenda que mejor identifica a la firma, creando una colección en la que el color lo inunda todo. Prendas con personalidad propia, ideadas para no pasar desapercibida y creadas bajo el concepto slow fashion con las que hemos visto a influencers y artistas como Frani García-Miró, Milena Smit, Nuria Roca o Vanesa Martín. Una forma de sacar el arte a la calle, que recientemente ha pasado al mundo de la automoción ya que ha sido la encargada de convertir el nuevo Toyota Yaris Cross Electric Hybrid en toda una pieza de museo .