Las redes sociales están llenas de "cocinillas". Sabemos lo que sucede cuando un usuario publica una receta, que los amantes de la cocina la replican sin parar. Esto es lo que ha ocurrido con el ya viral tartar de fuet, que un numeroso grupo de internautas han querido publicar su plato. Es fácil, rápido y necesitas pocos ingredientes para llevarlo a cabo. Lo más destacado es que es mucho más barato que otras opciones de tartar. Un fuet suele costar en el supermercado entre 2 y 3 euros.

El tartar de fuet es una variante creativa del clásico steak tartar, que tradicionalmente se elabora con carne cruda de ternera. En esta versión, el fuet, un embutido curado de cerdo típico de España, se utiliza como ingrediente principal, proporcionando un sabor intenso y una textura única. La preparación es sencilla y rápida, lo que lo convierte en un aperitivo ideal para sorprender a los invitados o disfrutar en cualquier ocasión especial.

Los ingredientes más sofisticados incluyen fuet picado en dados pequeños, cebolleta tierna, pepinillos, mostaza, mahonesa, tabasco, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta, que se mezclan para crear una emulsión rica y sabrosa.

Ingredientes:

  • Un fuet
  • Media cebolla morada
  • 2 pepinillos
  • Alcaparras
  • Mostaza
  • 1 yema de huevo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Salsa de soja
  • Salsa Perrins (opcional)
  • Rebanadas de pan

Paso a paso:

  • Pela el fuet y córtalo en daditos muy pequeños
  • Corta la cebolla morada, los pepinilos y las alcaparras
  • Coge un bol y añade una yema de huevo, mostaza (de Dijón), la cebolla, los pepinillos y las alcaparras, aceite de oliva, salsa de soja o Perrins (o ambas), sal y pimienta
  • Remueve hasta obtener una salsa emulsionada
  • Añade el fuet troceado
  • Colócalo en un molde metálico
  • Corta el pan en rebanadas

Para servir, se emplata con un aro y se decora con germinados y tostas de pan, añadiendo una presentación elegante al plato. Además, existen variaciones que incorporan tomate, alcaparras o incluso una yema de huevo, lo que permite personalizar el tartar al gusto de cada uno. El tartar de fuet es un ejemplo de cómo la cocina tradicional puede reinventarse para ofrecer experiencias gastronómicas nuevas y emocionantes.