'Pesadilla en la cocina' es ya uno de los programas por excelencia de la historia de la televisión española. Con Alberto Chicote a la cabeza, el programa culinario es todo un éxito entre los telespectadores.

El canal de Youtube “Cenando con Pablo”, propiedad de Pablo Cabezali, ha entrevistado a los dueños de uno de los restaurantes visitados por Alberto Chicote en su programa de televisión "Pesadilla en la cocina"

En el vídeo publicado el pasado 19 de abril, Pablo prueba la comida casera del establecimiento (Croquetas caseras de Gambas al Pil Pil, Porra Antequerana, la Pizza que más gusto a chicote o la carrillera) y, además de dar su propia valoración, charla con la pareja sobre su experiencia con el programa de Alberto Chicote.

Al tiempo que Pablo probaba la comida de La Bámbola, José ha ido comentando con él algunos aspectos de la carta. Ya en este momento, cuando el hostelero ha recriminado a Chicote que la pizza que más le gustó no estuviera en la carta que propusieron y el 'influencer' ha explicado que no la redacta él sino su equipo, José ha hecho su primera valoración sobre el famoso cocinero: "Chicote es mucho humo", resumía.

Tras la comida, los tres se han puesto a charlar sobre el paso de 'Pesadilla en la cocina' por la Bámbola. Esta no es la primera vez que Pablo visitaba el restaurante, por lo que ha ofrecido una interesante perspectiva del antes y después.

Las "mentiras" de 'Pesadilla en la cocina'

María Jesús, la dueña del local, ha querido dejar claro que todo se exagera: "Yo soy nerviosa y cuando tengo trabajo soy nerviosa, pero no de ese modo. Ni rompo platos". Por su parte, José ha instado a Pablo a que entre un día a la cocina para ver cómo trabaja realmente: "Te invito a que vengas un día a verme trabajar, a ver si soy el que sale en Pesadilla en la cocina. Está todo un poco guionizado".

En este sentido, han reconocido que ellos eran conscientes de la exageración y que participaban de ella. María Jesús apuntaba que "tiene que tener su espectáculo. Nosotros sabíamos lo que estábamos haciendo".

Aunque la emisión de 'Pesadilla en la cocina' se dejó sentir en las cuentas del local ("A raíz de salir en la tele el teléfono se vino abajo"), ambos han reconocido que lo pasaron "súper mal" cuando llegó todo el equipo de grabación.

Respecto al propio Chicote, han explicado que "ni es como sale en la tele ni es simpático. Es una persona normal que actúa, que hace un papel. No es chicote".

Aunque José ha explicado que si volvería a participar porque la publicidad que consiguieron no tiene precio, María José ha contado que se echaron para atrás, pero no pudieron desistir del programa: "Yo me arrepentí, pero teníamos firmado un contrato y no podíamos echarnos para atrás porque costaba un dineral. La multa en cuestión equivale a los gastos de todo el personal el día de grabación: 50 tíos en un hotel, tráiler, imagínate los gastos".