Masterchef ha vuelto a la televisión con una nueva edición de concursantes anónimos. La expectación era máxima y más después de conocerse algunas de las polémicas que han tenido durante las grabaciones, como lo que ocurrió en Málaga durante la Semana Santa. El programa ha presentado a un elenco muy variado en estos dos primeros programas que han dejado auténticos momentazos.

El concurso de cocina presentado por Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera es el gran buque insignia de la cadena pública que tiene asumido que cada edición del concurso es un éxito asegurado. Aun así los datos de este año no están siendo de los más destacados, bajando del millón de espectadores por primera vez desde hace mucho tiempo.

Pese a esta mala noticia, en el último programa se volvieron a colocar como líderes de la noche del lunes con un 13,1% de share y 994.000 espectadores. Unos datos que esperan que vayan en ascenso con el paso de los programas. Lo que sí que se ha mantenido es la polémica y es que, rápidamente, los espectadores ya van escogiendo a sus favoritos y también a sus concursantes no tan preferidos.

Terraplanista y teorías conspiranoicas, la polémica con un concursante

"Hay muchas teorías y me cuadran más las vías alternativas que he podido llegar a escuchar que lo que defiende la ciencia que nos han vendido", es la carta de presentación de David, uno de los concursantes de la nueva edición que además de demostrar su pasión por la cocina también ha querido compartir su forma de pensar, digamos algo diferente a la de la mayoría.

David de 27 años, catalán y legionario dejó clara su forma de pensar desde su primera aparición, donde los jueces, además de valorar de forma positiva su plato, le siguieron el juego. La cosa ya cambió en la primera prueba oficial, que contó con la presencia de Santiago Segura. "Tú que eres un hombre de la cultura, ¿tú crees que la Tierra es redonda o que le falta un poco?", lanzó el cebo Jordi Cruz.

El legionario le bastó poco para volver a sacar a relucir sus conocimientos. "No creo que sea redonda, no sé exactamente cómo es, hay gente que te vende...", intentó explicar sin mucho éxito. "Veo que es CGI sinceramente, una imagen por ordenador editada", acabó por definir. Jordi, en este caso no le siguió el juego, le quiso exponer su punto de vista y lo que las imágenes han mostrado. "Yo te diré que sí hay fotos de la Tierra y, con el agua, por el centro de la gravedad, se ve totalmente esférica".

Sin embargo, David tiene las cosas muy claras y quiso zanjar el tema haciendo entender los motivos por los que él piensa de esa forma. "Hay tantísimas cosas que pongo en tela de juicio, porque no me creo prácticamente nada de lo que sale en las noticias. Me informo a través de los medios que considero adecuados para el nivel en el que yo me encuentro de despertar de conciencia, que yo llamo".