Vicky ha recargado pilas tras el último Rosco de Paspalabra, en el que cometió un fallo muy tonto que le costó la victoria. En el programa de este martes, la concursante ha recordado su error, asegurando que era “de primeriza total”. Sin embargo, la Silla Azul no ha desanimado Vicky, que ha empezado El Rosco dándolo todo. La burgalesa ha cogido velocidad desde el principio y no ha tardado en completar la primera vuelta con 20 aciertos.

Aunque Manu ha ido por detrás de su rival, el madrileño ya ha hecho esa jugada en más de una ocasión y no se podía descartar la remontada. Sin embargo, un par de errores en la segunda vuelta le han terminado de hundir.

Mientras Vicky se quedaba a dos de los 238.000 eurosManu cometía un tercer error que le dejaba fuera de juego. En ese momento, la burgalesa se la ha jugado al bote, pero no ha conseguido llegar.

Condena a la Silla azul

La temida silla Azul de Paspalabra está de los más disputada en este nueva era tras la victoria de Óscar ante Moisés. Vicky encaró una racha de éxitos que condenó a Manu a la Silla Azul de manera consecutiva. El madrileño libró con éxito la prueba y mantuvo así su estancia en el programa que presenta Roberto Leal. No obstante, las tornas cambiaron recientemente y ha sido ahora Vicky la que ha tenido que pasar la prueba inicial del programa. “Habrá que enfrentarse a un nuevo aspirante, qué remedio”., comentaba antes de conocer al aspirante.

Se trata de Tomás que "se está preparando para correr una maratón de montaña" tal y como explicaban en su presentación. "Tomás, nuestro nuevo aspirante, confirma lo acostumbrado que está al esfuerzo diario y a la constancia".

No obstante, parece que estos nuevos duelos no están calando tanto en la audiencia como hasta ahora. Algunos se quejan de la diferencia de nivel en la silla azul para mantener así a Vicky y Manuel. "¿Pero por qué no ahorran a la audiencia esta pequeña estafa de la silla azul? Nos toman por tontos/as", comentaba un usuario en la red social X.

El programa firmó en su última emisión 16.8%, con 1.511.000 espectadores, casi medio millón más que Reacción en cadena, que con un 11.5% y 1.023.000 espectadores, recorta puestos a su máximo rival-