Después de meses recopilando información y con sus abogados pendientes no solo de lo que han dicho Ángel Cristo Jr. y su novia Ana Herminia en los platós, sino también de lo que se ha publicado en diferentes medios de comunicación, Bárbara Rey y Sofía Cristo han presentado una demanda "importante y muy larga" contra diferentes personas -entre las que están su hijo y su 'nuera'-, programas de televisión, revistas y confidenciales para defender su honor y su intimidad tras las calumnias que, a raíz de que el superviviente se sentase por primera vez en '¡De Viernes!', se han dicho sobre la vedette y su hija y no están dispuestas a consentir.

Así lo ha confirmado la propia Bárbara ante los micrófonos de Europa Press tras varios días alejada de los focos. "Es totalmente cierto. Se dicen muchas mentiras pero eso es cierto" ha afirmado cuando le hemos preguntado si la demanda ya está cerrada -puesto que han ido ampliándola con las declaraciones que Ana Herminia y Ángel han hecho durante el paso de su hijo por 'Supervivientes 2024'- anunciando que pronto irán llegando las notificaciones del Juzgado a aquellos contra los que han tomado medidas legales.

Una reaparición en la que la vedette, de camino a un centro médico para ir a una de sus revisiones -está en tratamiento contra una depresión desde hace meses-, ha evitado contestar a su hijo tras afirmar que siempre la querrá, pero lejos de su vida: "Voy a que me hagan mi revisión que yo estoy yendo a médicos, ya lo sabéis. Y no tengo que decir nada" ha zanjado, dejando claro que no piensa arremeter contra Ángel a pesar de los duros dardos que le ha lanzado tras su regreso de 'Supervivientes'.

Ángel Cristo, inseparable de Ana Herminia

Aurah Ruiz y Ángel Cristo Jr. se han visto las caras en '¡De Viernes!' tras la fuerte discusión que tuvieron en 'Supervivientes' y que provocó que el hijo de Bárbara Rey fuese expulsado por motivos disciplinarios tras huir de la isla y estar desaparecido durante horas, poniendo en jaque a la organización del reality.

En su reencuentro en el plató del programa, ya en España, después de la expulsión de la mujer de Jesé Rodríguez, ésta no dudaba en pedir perdón al que durante semanas fue uno de sus grandes apoyos en Honduras por lo dura que fue con él y las cosas que le dijo durante su encontronazo: "Me arrepiento muchísimo. Te pido disculpas, pero mírame a la cara, me gustaría que me miraras a la cara. Me equivoqué muchísimo y me arrepiento y te lo digo a la cara. Perdón, Ángel. No sé si me perdonarás o no, pero tenía ganas de quitarme esa espinita" le decía.

Lejos de enterrar el hacha de guerra, el hijo del domador respondía que "necesito tiempo para ordenar mis ideas". Y ese tiempo ha llegado a su fin gracias a una oferta de '¡De viernes!' para que saldase sus cuentas pendientes con Aurah en directo y en un plató de televisión.

Un cara a cara en el que la influencer ha dejado claro que no pensaba volver a pedirle perdón y ha asegurado que después de todo lo que ha visto la que necesita tiempo es ella, mientras Ángel -cerrado en banda a un acercamiento- ha apuntado que las disculpas de su compañera han llegado "tarde y mal" y que las posibilidades de "tregua" se han acabado con el tiempo. Además, ha acusado a Aurah de ser "egoista", de ser una "hija de Instagram" y de gustarle demasiado la tele.

Durante su discusión, Ángel ha preguntado a la canaria si alguien le había 'empujado' a provocarle porque sabían que iba a acabar estallando. Algo que ella ha negado, asegurando que su discusión fue porque se sintió "traicionada" al ver el acercamiento del hijo de la vedette a Gorka y a Arkano cuando se suponía que eran "la resistencia" en la isla.

Muy alejado de Aurah, aunque reconoce el gran cariño que sintió por ella, Ángel ha retomado sus rutinas y, aprovechando el fin de semana, ha hecho la compra en un conocido supermercado acompañado por su inseparable Ana Herminia. Y aunque en '¡De Viernes!' no se pronunció sobre las declaraciones de su madre confirmando que ya ha puesto la demanda contra él y contra su novia, hemos visto al hermano de Sofía Cristo de lo más relajado, impasible tanto al hecho de verse las caras de nuevo con su madre en un juzgado, como a su ruptura parece que 'total' con la mujer de Jesé.