El domingo 26 de mayo tenemos una cita todas y todos los extremeños muy importante con la democracia, con el futuro de nuestra región pero también con el de nuestros municipios y con Europa.

El próximo domingo no nos la podemos jugar. Es determinante que todas y todos salgamos a las calles para votar, para decidir, para elegir una sociedad que prospere, más justa y más social.

El domingo decidiremos dos modelos: el del retroceso o el del progreso, el de los recortes o el de la justicia social, el de del estancamiento y añoranza al pasado o el del desarrollo y empleo, el de la irresponsabilidad y frivolidad o el de la solvencia y rigurosidad, el que está en blanco y negro o el que da color, el de las tres derechas o el del PSOE.

Cáceres necesita que vuelva el color, Cáceres necesitas volver a ser una ciudad posibilista, positiva que se convierta en una ciudad moderna, joven, dinámica, dotada y deje se ser esa ciudad agonizante como «hermosa y monumental ballena varada en la arena» (Rosa Montero).

En Extremadura ya supimos en la legislatura pasada lo que suponía un gobierno del Partido Popular: recortes, subida de impuestos y los niveles de desempleo más altos en la región, un gobierno sin rumbo ni destino; en cambio Guillermo Fernández Vara en estos cuatro años ha conseguido pensar en el ahora y en el después, en Extremadura y en Europa.

Ha elaborado un proyecto sólido: en primer lugar, recuperó todos los derechos sociales perdidos, devolviendo todo lo que recortaron en cuatro años el Partido Popular. Estabilizó la sociedad con consenso y diálogo, y la dotó de los marcos legales para crear empleo, para atraer empresas, para generar riqueza en las zonas rurales.

Se han creado las bases de la economía verde y circular para crear desarrollo y empleo, el new green deal. Peleó hasta la saciedad para no continuar aislados con el tren, porque eso también es desarrollo y empleo.

Ha propuesto medidas de abajo a arriba como la enseñanza con inglés gratuito para todos y todas las jóvenes, fomentando la formación profesional, garantizando la gratuidad de las matrículas universitarias en pro del esfuerzo, crédito aprobado crédito pagado, y todo para que Extremadura sea el lugar idóneo para crear proyectos de vida porque en una sociedad global necesitamos que Extremadura mire a Europa, que camine con ella, que mire al mundo y estemos preparado para ello.

El domingo, votar al PSOE es votar al progreso, al futuro. Es mirar siempre hacia delante.