Opinión | Encerado y clarión

Semana de Extremadura en la escuela, que no viceversa

Y es que no es lo mismo, que la escuela celebre a Extremadura que Extremadura celebre en la escuela, principalmente porque toda las iniciativas, y trabajo, para por fin volver a recuperar algo tan esencial como saber de dónde venimos, donde estamos y qué queremos, como por desgracia viene siendo habitual, parte del esfuerzo puro y duro de los docentes, con escasa ayuda institucional, guías, material curricular, audiovisual, etcétera.

"¿Sabían que el Stonehenge español de 4.000 y 5.000 años de antigüedad está en Extremadura?"

Enhorabuena a todos y a todas los docentes y equipos directivos que lo están haciendo posible, aunque bien cierto es que con la ayuda de madres y padres, abuelos y abuelas, bravo también por ellos. Aunque no lo parezca, tiene más importancia de lo que se cree y especialmente en nuestra comunidad, asolada por la llamada España vaciada y una escuela rural cada vez más deficitaria en alumnos.

La identidad cultural crea sentimiento de pertenencia, de compromiso, de arraigo, y puede evitar, en parte, el abandono de muchos pueblos, localidades e incluso de las propias ciudades, buscando oportunidades en otras tierras. 

Como saben algunos, no soy autóctono, aunque sí de adopción, siendo mi familia extremeña, pero lo cortés no quita lo valiente, porque ese sentimiento y orgullo por una tierra no sólo se debe al padrón municipal, hay que cuidarlo y enseñarlo en las escuelas, hacer sentir ese sentimiento de propiedad a nuestro alumnado desde muy pequeños, y preferiblemente desde la escuela. 

Cada vez son más los jóvenes que no tienen reparo e incluso desean salir de nuestros límites geográficos, no sólo por trabajo, también para estudiar, y carreras que sí se estudian en nuestra comunidad, algunas de muy alto prestigio. Crear ese sentimiento de arraigo, es importante, créanme.

¿Sabían que el Stonehenge español con entre cuatro y cinco mil años de antigüedad está en Extremadura, o que las cuevas de Maltravieso con más de sesenta mil años de antigüedad pudiera ser una de las muestras más antiguas de arte rupestre de toda Europa o que tenemos la mayor alcazaba de toda Europa? Eso por un lado, pero por otro está el corazón, nuestras historias, leyendas, fiestas, folclore, incluso propia habla o dialecto, que ahora vuelve a estar de moda.

Trajes tradicionales, talleres, leyendas y disfraces inundan nuestras aulas estos días. Extremadura se enseña en las escuelas con la participación de toda la comunidad educativa y familiares, nuestros docentes lo están haciendo posible. 

Bravo por todos y todas, bravo por las escuelas extremeñas.