Kiosco

El Periódico Extremadura

Mercedes Morán

contrapunto

Mercedes Morán

Más palos

Todos conocemos los graves problemas que está sufriendo el campo. A los bajos precios y una subida exponencial de los costes de producción, hay que añadir las negativas consecuencias de una sequía que va a llevar a muchos agricultores que producen arroz y maíz a no poder cultivar en esta campaña. ¡Imaginen el negro panorama para muchos productores y sus familias!

"Los agricultores y ganaderos extremeños vuelven a perder frente el resto de España

decoration

A pesar de esto, a día de hoy, todavía no se ha acordado ninguna medida por parte de la Junta; ninguna actuación para mitigar esta situación. Y las que el ministerio ha puesto encima de la mesa son insuficientes como así han manifestado las organizaciones agrarias; alguna de estas medidas viene incluso a perjudicar a los agricultores extremeños. Es el caso de la orden de reducción de módulos, publicada por el Ministerio de Hacienda, que rebaja el IRPF a los agricultores y ganaderos en régimen de estimación objetiva, pero no a los productores que declaran en estimación directa.

Analizando esta orden, nos encontramos con la desagradable sorpresa de que se rebaja más el impuesto a agricultores de otras comunidades autónomas que a los de nuestra región, aunque produzcan lo mismo. Este agravio tiene como única explicación que la Junta no hace su trabajo. En otras regiones sí han sido sensibles con la situación de sus productores, mientras que aquí se conforman con lo que el Gobierno de Sánchez nos quiera dar.

¿Por qué los agricultores extremeños que producen melocotón o nectarina pagarán más de IRPF que los productores de Lérida de la misma fruta? ¿Por qué los viticultores extremeños pagarán más de IRPF que los de Castilla-La Mancha, Castilla y León o Cataluña? ¿Por qué los arroceros extremeños, con la grave situación que tienen encima, tienen que pagar más de IRPF que los de Cataluña? ¿Por qué la cereza extremeña no lleva una rebaja de impuesto, mientras que la del resto de España sí? Muchas preguntas y ninguna respuesta válida.

Una vez más, los agricultores y ganaderos extremeños vuelven a perder frente a los del resto de España; pero además, rizando el rizo, para algunos términos municipales extremeños se incluyen cultivos que no se producen allí, y el que sí se produce no queda recogido en la orden, por lo que no se beneficiará de la rebaja del impuesto.

No solo esto, sino que los agricultores y ganaderos tendrán que seguir esperando por medidas establecidas en la Ley de la Cadena Alimentaria, como es la doble tarifa de riego para que los regantes puedan contratar la potencia según las necesidades; o la reducción del 35% del coste de los carburantes y la reducción del 15% de fertilizantes, que no acaban de ponerse en marcha. Es evidente que esa ley, de la que tanto presumen la Junta y el ministerio como panacea de todos los males, no sirve para evitar los bajos precios ni se cumple lo que se promete en ella. Mientras tanto, el campo extremeño vive una agonía permanente. 

Compartir el artículo

stats