Kiosco

El Periódico Extremadura

Francisco Rodríguez Criado

Primus inter pares

Aburrido, intrascendente, anodino... Estos son los adjetivos que los medios han empleado para referirse al debate del pasado lunes, emitido en RTVE, entre los seis principales candidatos a la presidencia de Andalucía. 

"a política es terriblemente aburrida, al menos si la enfocamos desde la gestión silenciosa

decoration

Tampoco hemos de sorprendernos: al fin y al cabo, estos epítetos u otros similares son los que reciben siempre estas contiendas verbales entre aspirantes a dirigir la cosa pública. Lo sorprendente, creo yo, es que se dedique una y otra vez tanto tiempo y esfuerzo a comentar actividades políticas que, según los periodistas que las cubren, resultan anodinas. 

En algo coincido: la política es terriblemente aburrida, al menos si la enfocamos desde la gestión silenciosa y comprometida y no desde su vertiente más mediática y aguerrida, esa guerra abierta entre bandos sectarios que a muchos ciudadanos les resulta tan emocionante. Tan aburrida como la administración de un inmueble, cuya presidencia no quiere ningún vecino porque comporta menos placeres que sufrimientos.

Pero no comparemos: un presidente de comunidad no tiene una buena nómina, coche oficial, dietas ni popularidad. La pulsión por la que tantas personas aspiran a trabajar en algo tan anodino no se debe al deseo de velar por los intereses de la ciudadanía, tal como esgrimen en sus mítines, sino porque supone una forma de ganarse la vida, y cuando se trata de altos cargos, porque activa la erótica de poder. Ese saberse todos los días en los medios, esa sensación de sentirse importantes, primus inter pares, es el motor que mueve muchas veces a los políticos. 

Hay hombres y mujeres de gran valía trabajando en la política nacional, pero también mucho mediocre que ha llegado tan alto medrando de forma espuria. 

En fin, el hábitat de los primus inter pares no es la política, que el escritor Ambrose Bierce definió con acierto como «la conducción de los asuntos públicos para el provecho de los particulares».

Compartir el artículo

stats