Kiosco

El Periódico Extremadura

Francisco Rodríguez Criado

Antes muertos que sencillos

Nadie entiende que Imanol Arias, que ha cobrado 47.000 € por episodio y que tiene grandísimos problemas con Hacienda, se haga ahora la víctima

No pocos famosos exhiben una tendencia insana a tirar su prestigio por la ventana. Los motivos pueden ser variados: irregularidades fiscales, manejos empresariales turbios (Gerard Piqué), tráficos de influencia, corrupción y escuchas ilegales (Luis Rubiales), venta de drogas (Rafael Amargo), delitos de todo tipo (la familia Pujol), infidelidades (el listado sería interminable, y además incumbe sobre todo a la pareja), cuentas en paraísos fiscales (Pedro Almodóvar), conspiracionismo (Miguel Bosé), etc. Un paso más allá está el actorLuis Lorenzo, investigado por posible asesinato de la tía de su mujer.

Podríamos pasarnos un día completo citando personas que, teniéndolo todo, se prodigan en actividades ilícitas cuando no directamente delictivas. Son gente que cambia el lema “Echa fama y échate a dormir” por “Echa fama y busca un método rápido y seguro dearruinar tu vida”. Sea por amor al peligro o porque se creen impunes, estos individuos manifiestan una masoquista predisposición a cruzar límites de difícil retorno. Antes muertos que sencillos.

Habría que incluir en esta lista a Imanol Arias, acostumbrado a salirse de un jardín para meterse en otro. Sus ataques furibundos enTeleBilbao contra TVE, a la que ha acusado de cortarle la cabeza (a él y a la serie Cuéntame) cuando comenzaban a contar historias que no dejaban en buen lugar al PSOE, ha sido toda una bomba.Rizando el rizo, Imanol Arias dijo que no volvería a trabajar en TVE. Nadie entiende que el actor, que ha cobrado 47.000 euros por cada episodio y que tiene grandísimos problemas con Hacienda, se haga ahora la víctima.

Cuesta solidarizarse con estos personajes que, instalados en privilegios al alcance de muy pocos, deciden arrimarse al abismo, espoleados por un estímulo inconsciente de arrojar a las cloacas sus carreras profesionales y en cierta medida su vida personal.

En el pecado llevan la penitencia. 

*Escritor

Compartir el artículo

stats