Kiosco

El Periódico Extremadura

Mercedes Morán

Contrapunto

Mercedes Morán

Chacachá

A pesar de la parafernalia, de la puesta en escena con ministra incluida; a pesar de inauguraciones y pantomimas, lo que tenemos en Extremadura no es un AVE. Lo que tenemos es un tren de segunda mano que no llega a Madrid. Nos han despachado a los extremeños endosándonos un Alvia usado en Galicia, que ha pasado previamente por el taller de Renfe para darle un repaso de chapa y pintura, y cambiar la moqueta.

"Lo que tenemos es un tren de segunda mano que no llega a Madrid. No endosan el Alvia usado en Galicia

decoration

Vara, en ese empeño constante de tapar incumplimientos, nos lo presenta como la culminación de una «etapa importante», pero los hechos son tozudos: si usted a finales de julio se monta en Madrid en el tren para venir a Badajoz (399 kilómetros), y tiene la suerte de hacerlo en el Alvia, tardará cuatro horas y cuarto. Si el horario que le conviene es el de un tren regional, seguirá tardando más de cinco horas. Ahora bien, si donde va usted es a Alicante también desde Madrid (425 kilómetros), tardará solo dos horas y quince minutos en AVE. Eso es un tren rápido; lo nuestro es un timo, porque seguiremos llegando antes en coche.

El otro asunto es que, a pesar de que el viaje de prueba salió de la estación de Plasencia, el Alvia no parará en esta ciudad. El argumento que da Renfe para intentar justificarlo es que hacerlo retrasaría el viaje en treinta y tres minutos y, para evitarlo, parará en la estación de Monfragüe, es decir, en mitad del campo y a más de 14 kilómetros de Plasencia. La realidad es que la conexión con esta ciudad es una obra que lleva años proyectada, pero que, como toda inversión en Extremadura, sigue sin hacerse.

No se preocupen ustedes, dice el presidente, porque ahí está el Pacto del Ferrocarril para reivindicar ante Sánchez todas las mejoras necesarias. Ese pacto que fue ideado como un artificio para engañar a los extremeños, y que ha sido abandonado por todos los partidos políticos por considerarlo un camelo; actualmente, solo está formado por el PSOE y sus adláteres. En definitiva, el pacto por el ferrocarril no va a hacer nada porque nada ha conseguido. Si tienen curiosidad solo hay que echar un vistazo al documento técnico de este pacto, firmado por la Junta, CCOO, UGT y Creex, que sustenta las ocho actuaciones que «de manera inmediata» debían estar desarrolladas en la legislatura 2015-2019. Ninguna de ellas se ha cumplido hasta el momento, salvo la de constituir una comisión de seguimiento; seguimiento a no sabemos qué.

Decía el Conde Lucanor que «el que esté bien sentado, no se levante», y eso es lo que practica Vara: ser delegado de Sánchez para seguir bien sentado, sin levantarse y discutir las migajas que nos dan. Mientras, los extremeños, seguiremos sentados en trenes de segunda

Compartir el artículo

stats