Kiosco

El Periódico Extremadura

Mercedes Morán

Contrapunto

Mercedes Morán

Extremadura, oficial o real

No hay nada como escuchar hablar a Vara para saber de la Extremadura oficial. Esa que, según él, va razonablemente bien, que va a despegar de forma extraordinaria y en la que vamos a necesitar que venga mano de obra para poder atender toda la oferta de empleo que se va a generar. Es la Extremadura de los mega-proyectos que nunca llegan, la de las maquetas, la de las promesas que se quedan en el anuncio. Es la imaginación o la propaganda para intentar convencernos de que las políticas socialistas nos están favoreciendo.

"Conocemos que somos la quinta comunidad con mayor presión fiscal de España en relación a su PIB

decoration

Pero los extremeños sabemos que es otra la realidad que se vive diariamente en nuestra región. Sabemos del paro, muy superior al dato nacional; de la falta de infraestructuras que limitan nuestras oportunidades y calidad de vida; sabemos de los problemas en la sanidad: la falta de médicos por la inestabilidad laboral de los contratos, el cierre de la sanidad rural, las gravísimas dificultades de la atención primaria o los problemas del transporte sanitario. Sabemos de los problemas en educación, de los recortes, de la falta de mejora en las condiciones laborales de los docentes y del elevado abandono escolar.

Conocemos también que somos la quinta comunidad autónoma con mayor presión fiscal de España en relación a su PIB. Los impuestos ahogan a las familias y a las empresas en estos duros momentos, con la inflación desbocada; pero además, constituyen un freno al desarrollo económico de Extremadura, ya que las empresas huyen de esa carga fiscal. Esa es la Extremadura real, frente a la oficial que nos quiere vender el presidente Vara.

Por eso, hay que escuchar más. Hay que oír a los ciudadanos, a los empresarios, a los autónomos, a los agricultores y ganaderos, al tercer sector, a los funcionarios, a los profesionales. A todos los sectores económicos y sociales de nuestra región; escuchar las dificultades de las familias, los problemas a los que se enfrentan cada sector y cada colectivo.

Ese proceso de escucha es el que ha iniciado María Guardiola, la presidenta del PP de Extremadura. Una nueva forma de entender la política, un proyecto a largo plazo, una escucha activa de la que han nacido tres propuestas de pacto a Vara: por la sanidad, porque es un ámbito que debe quedar fuera de las diferencias políticas para conseguir unos servicios sanitarios de calidad; por la educación, para avanzar en la calidad educativa y por una reforma de la fiscalidad que mejore la grave situación de las familias y las empresas.

Guardiola ha propuesto que esos pactos se materialicen en los presupuestos, antes de que se inicie el trámite parlamentario. Vara llegó tarde a los pactos, pero parece, al menos, que se sentará negociar. En definitiva, se trata de trasladar a las cuentas extremeñas lo que pide la ciudadanía, porque ellos hablan y los políticos tenemos que escuchar y actuar. 

Compartir el artículo

stats