Kiosco

El Periódico Extremadura

Antonio Luis Cid de Rivera Silva

La trastienda

Antonio Cid de Rivera

Director de El Periódico Extremadura

La importancia del candidato

Los partidos políticos se afanan en buscar un buen cabeza de cartel cara a las municipales

Las elecciones municipales y autonómicas se celebrarán en mayo del 2023. INAKI OSORIO

Las elecciones municipales son otra liga. No estoy restándole importancia, pero digamos que se desenvuelven en otro contexto. A la hora de votar, la ciudadanía tiene en cuenta un montón de circunstancias, como no podía ser de otra manera, pero es verdad que muchas veces apoya a una determinada persona por lo que es más que por el partido que representa. De ahí que sea tan importante la elección de un buen candidato y que unas y otras formaciones se esfuercen en buscar un cabeza de cartel solvente que meta un montón de papeletas en las urnas. No hay que olvidar que en Extremadura, como en otras once comunidades autónomas, se celebran a la vez elecciones municipales y autonómicas y ello hace presuponer el empuje que consiguen los alcaldes tanto para su urna como para la que debe investir al próximo presidente autonómico.

El PSOE está más adelantado que nadie en buscar candidatos. Aunque tiene pendientes primarias en algunas ciudades como Badajoz o Plasencia, ayuntamientos donde no gobierna, en el resto están elegidos y requete-elegidos. En el PP, por el contrario, la cosa anda más rezagada. Su nueva presidenta regional, María Guardiola, fue nombrada en un congreso en julio pasado y está pendiente la confirmación de algunos candidatos locales que deben gozar del ‘plácet’ de la nueva dirección. 

No hay que olvidar que en Extremadura en 2023 se celebran a la vez elecciones municipales y autonómicas

decoration

Luego están el resto de partidos, principalmente Ciudadanos y Podemos/Izquierda Unida, cuyas formaciones tienen una menor implantación territorial y, en consecuencia, no completan candidatura en todos los municipios. Ello lleva aparejado sacar un peor resultado tanto en ayuntamientos como en el Parlamento de Extremadura, si bien pueden aspirar a convertirse en bisagra y formar gobierno allí donde les reclamen.

En Cáceres Luis Salaya es la apuesta del PSOE y parte con ventaja puesto que gobierna y parece haberse consolidado. Ha sabido aprovechar el cargo y ha campeado toda la legislatura en minoría gracias al apoyo puntual de Podemos, la espantada del único concejal de Vox y la división interna de Ciudadanos. Afronta sus terceros comicios frente a Rafael Mateos, del PP, quien aspira a reunificar el voto de la derecha ahora que Ciudadanos y Vox andan en horas bajas. Se prevé una pugna fuerte dado que la balanza no se inclina a priori por ninguna opción y el refuerzo del bipardismo nadie sabe a ciencia cierta qué escenario dejará para gobernar.

En Badajoz todo depende de lo que pase con el actual alcalde, Ignacio Gragera. Parece claro que optará a la Alcaldía con Ciudadanos después de desterrar la oferta de ir de número 2 con el PP. Ha adquirido amplia popularidad en muy poco tiempo y su recorrido hasta mayo determinará su fuerza para negociar con quien se alce ganador. No hay que olvidar que en los comicios de 2019 venció el socialista Ricardo Cabezas, pero al final gobernó el PP y Cs repartiéndose la legislatura dos años cada uno y contando con el apoyo puntual del concejal de Vox que acabó en el grupo no adscrito. El PP ha elegido para esta ciudad un nuevo candidato, Antonio Cavacasillas, quien tiene ocho meses por delante para darse a conocer dado que su antecesor, Francisco Javier Fragoso, se fue al terminar sus dos años de mandato compartido.

En Mérida el socialista Antonio_Rodríguez Osuna parece más que asentado habiendo conseguido identificarse con la ciudad hasta el punto de que los ciudadanos votan más a la persona que al partido que representa. Además, no tiene rival. En el PP hoy por hoy funciona una gestora, Ciudadanos está desaparecido y el resto de fuerzas políticas pintan mínimamente. Las encuestas de algunos partidos le otorgan un resultado espectacular.

En los comicios locales los electores tienen decidido su voto antes que en las generales o autonómicas

decoration

En Plasencia Fernando Pizarro parte con ventaja dado que ocupa el sillón de la Alcaldía y goza de la popularidad que le dan sus tres mayorías absolutas. No obstante, repite como candidato porque le salió mal la jugada de presentarse a líder regional del PP y nadie sabe muy bien qué repercusión puede tener esta circunstancia en el resultado. El PSOE anda rezagado en esta plaza, dado que aún no tiene candidato aunque todo indica que ocupará el puesto el nuevo secretario general, Alfredo Moreno.

En Villanueva de la Serena y Don Benito el PSOE tiene sus dos alcaldes más que asentados. Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana, con sendas mayorías absolutas, acuden a las urnas por última vez antes de fusionarse en una única ciudad. El referéndum vivido en enero pasado y la fusión emprendida por los dos municipios van a estar en el argumentario electoral y está por determinar qué postura adoptará el PP con candidatos que hoy por hoy se desconoce si repetirán.

Finalmente, como gran ciudad en Extremadura, queda Almendralejo, donde el socialista José María Ramírez repetirá como cabeza de cartel y así lo ha anunciado ya. El PP aún no ha decidido su candidato, pero juega con la baza de que el último, José García Lobato, se eligió apenas unos meses antes de las elecciones de 2011 y arrasó en las urnas. No obstante, no hay que olvidar que tanto Lobato como algunos de sus concejales en el gobierno del PP han sido investigados en el marco de la operación ‘Púnica’ de la Audiencia Nacional, cuyo proceso está pendiente de juzgar. Mala prensa para una opción política si se abre juicio oral en medio de un proceso electoral.

Quedan ocho meses para que se pongan las urnas, tiempo de sobra para que cambien las cosas y varíen las percepciones aunque he de decir que los electores en esta liga tienen decidido su voto antes que en cualquier otra.

Compartir el artículo

stats