Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Antonio Luis Cid de Rivera Silva

La trastienda

Antonio Cid de Rivera

Director de El Periódico Extremadura

Efecto búmeran

Los ataques de Vox a Irene Montero se le han vuelto en contra. La ministra de Igualdad, de estar en la cuerda floja sale reforzada

Irene Montero, ministra de Igualdad. El Periódico

En política existe lo que se denomina el efecto búmeran. Consiste en lanzar un arma arrojadiza contra el adversario y que se te vuelva en contra. El caso vivido esta semana en el Congreso de los Diputados con Vox e Irene Montero es un ejemplo claro de ello. No solo porque el ataque personal contra la ministra de Igualdad es repudiable y logra la solidaridad de toda de la Cámara y, por ende, de toda la ciudadanía que se considera feminista, sino porque ha logrado justo el efecto contrario al que perseguía: que salga reforzada cuando muchas voces estaban pidiendo incluso su dimisión por los aparentes fallos de la ley del ‘Solo sí es sí’.

Irene Montero se hallaba en la cuerda floja, lo que traía consigo una crisis de gobierno en la coalición formada por el PSOE y Podemos. Distintas voces habían advertido de que la ley estaba mal hecha y conllevaba la rebaja implícita de penas a violadores y agresores sexuales al unificar todos los delitos sexuales bajo la agresión y eliminar el de abuso creando una nueva horquilla de penas. Ella contrarrestaba diciendo que la ley no fallaba sino los ojos machistas de algunos jueces, lo que provocó la protesta airada de la magistratura, pero miembros destacados del PSOE o el propio Gobierno (o la Junta de Extremadura u otros gobiernos autonómicos), empezaron a señalar que quizás fuera conveniente una reforma o una revisión de la ley para evitar que algunos acusados de delitos sexuales salieran de la cárcel logrando el efecto contrario que se perseguía. 

Solo hay una cosa que una más que las ideas y es cuando se produce un ataque a uno de los tuyos

decoration

Estábamos a la espera de que el Tribunal Supremo se pronunciase y sentara jurisprudencia ante el aluvión de audiencias provinciales fallando que la revisión de penas había que aplicarlas incluso de oficio. Pero mira tú por dónde que se celebra pleno del Congreso y sale la diputada de Vox Carla Toscano y suelta la frase de marras: el «único mérito» de la ministra de Igualdad ha sido «estudiar en profundidad a Pablo Iglesias». La reacción al insulto machista no se hizo esperar y toda la Cámara, incluido el PP, lo condenó solidarizándose con la ministra de Igualdad, sobre todo tras defenderse desde su escaño diciendo que la frase de la diputada de Vox no se borrara del diario de sesiones como había expresado el presidente de la Cámara, para quedar constancia de que la violencia política de determinados grupos existe y señalar que la única forma de pararlos es con más derechos y la unidad del feminismo.

A las puertas del 25N, con un registro de 1.171 mujeres muertas por violencia machista desde 2003 en nuestro país, el ataque de Vox no ha podido ser más inoportuno. Tanto que si el viernes PSOE y Podemos realizaron manifestaciones en la calle por separado --quedando patentes sus diferencias claras por el desarrollo de la ley Trans y la ley del Solo si es sí--, ayer sábado ambos partidos llamaron a la unidad del movimiento feminista poniendo en valor el gobierno de coalición que comparten. La propia ministra de Hacienda y número dos del PSOE, María Jesús Montero, destacó el «papel fundamental» de su compañera al frente de Igualdad. Y es que solo hay una cosa que una más que las ideas o la defensa de los valores comunes y es cuando se produce un ataque visceral e insultante a uno que consideras de los tuyos. Refuerza la identificación de posturas y señala quién es el enemigo en común.

En una política tan radical como la que vivimos hoy día en España hay que andar con cuidado

decoration

En una política tan radical como la que vivimos en España hay que andar con mucho cuidado. Porque a veces un discurso se puede volver en contra incluso de uno mismo. La ministra de Igualdad gana este combate como he dicho, pero igual que creo que las expresiones vertidas por la diputada de Vox son del agrado de algunos de sus votantes, de hecho remarcaron al día siguiente que son moralmente superiores al resto de diputados, no me cabe ninguna duda de que para muchos otros no. Incluso les incomoda. 

Compartir el artículo

stats