En la calle Cartas han aparecido varios carteles que, de forma anónima, piden a los dueños de perros que recojan sus heces. Recógelo, lo llames como lo llames no tienes excusa, y lo sabes! Este es el texto de uno de los carteles, en el que se ha añadido a bolígrafo: y lleva una botella de agua para los orines.

Los carteles han aparecido, los han quitado y han vuelto a aparecer y es que los vecinos ya se han quejado en varias ocasiones y también a la asociación Intramuros de que la calle Cartas se ha convertido «en un cagódromo y un meódromo».

Sospechan que los responsables son vecinos de su misma calle o de otras aledañas que utilizan la suya para que los animales hagan sus necesidades «a cualquier hora, desde las siete de la mañana, antes de irse a trabajar, hasta las doce de la noche».

Los carteles apelan al civismo porque la calle está continuamente plagada de excrementos, e incluso «los orines entran a veces bajo las puertas de los portales. Esto no se puede aguantar».

Por eso, apelan a la educación, pero también recuerdan que en diciembre, el ayuntamiento aprobó en pleno la modificación de la ordenanza de tenencia de animales para incluir la obligación de llevar bolsas para recoger las heces y señalar a los dueños que deben intentar evitar que los perros orinen o defequen en fachadas. Incluso el ayuntamiento repartió botellas para llenar de agua y diluir los orines.