Los meses de verano son la asignatura pendiente de Plasencia en materia de turismo, a excepción de fechas puntuales de agosto por el Martes Mayor y el Festival Folk. La Asociación de Alojamientos y servicios turísticos de Plasencia, Altup, es consciente de ello y, por eso, considera que habría que poner en marcha en la ciudad una iniciativa parecida a la de la playa de Orellana, una playa urbana de bandera azul.

Su planteamiento es que pudiera ubicarse en el parque de La Isla, aprovechando tanto el canal de baños como el propio río, tras una limpieza y adecuación. No hay ninguna actualmente en la provincia de Cáceres, con lo que Altup considera que «sería un pelotazo» y atraería a muchos visitantes, en palabras del presidente del colectivo, Teo Magdaleno.

Otro espacio urbano que también consideran que podría tener un potencial turístico es el cementerio judío. En este caso, en una reunión mantenida con el alcalde y el concejal de Turismo, les han transmitido la necesidad de que la policía local lo controle para evitar «restos de botellón y de basuras». En su opinión, sería necesario «arreglarlo para promocionarlo». No obstante, respaldan el vial proyectado en la zona por el ayuntamiento.

La señalización, sobre todo la del casco histórico, también les preocupa porque «lleva mucho tiempo sin actualizarse y hace falta». Por eso, han urgido al alcalde su renovación. Precisamente, el ayuntamiento había planteado el cambio con fondos europeos y, según Magdaleno, «nos dijo que estaba pendiente de hablar con la presidenta de la Diputación porque se gestiona a través del DUSI compartido». Al igual que los nuevos aparcamientos, que también valoran.

Otra de sus continuas reivindicaciones ha sido un museo de arte contemporáneo en Plasencia, al igual que lo tienen en Cáceres, Mérida y Badajoz. En este sentido, destacan el anuncio de la Fundación Bancaria Caja de Extremadura de que la pinacoteca del Salón de Otoño de Pintura volverá a Plasencia. Su apuesta es por el antiguo convento de Las Carmelitas, a través de un acuerdo a tres bandas con Junta y ayuntamiento para las obras necesarias y la gestión. «Habría que valorarlo y ver qué espacios útiles tiene».

Por otro lado, Altup organizará este año el segundo festival del Pimentón de la Vera, con mejoras y tiene previsto organizar una visita con una quincena de agencias de viajes de Madrid para mostrarles los alojameintos, comarcas y el potencial turístico de la ciudad, con el objetivo de que lo vendan en la capital.