El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, ha señalado que prefiere que la Fundación Caja Extremadura venda el antiguo convento de Las Carmelitas.

Sin embargo, ha subrayado que espera que «no se venda por venderlo» sino que siga «un criterio de rehabilitación» y sea para un proyecto «que incida de manera decisiva en el desarrollo de la ciudad, como un espacio cultural, un centro de rehabilitación o un negocio turístico».

Lamenta que «no haya mucho interés» en lograr fondos para que sea un museo de arte contemporáneo. "Teníamos muchas esperanzas de que fuera sala de exposiciones del Salón de Otoño", ha recordado.