El Ayuntamiento de Plasencia ha pedido a la Junta de Extremadura que "en el nuevo protocolo de vacunación se tenga en cuenta a los trabajadores de “los centros infantiles de 0-3 años municipales y privados". Según ha criticado la concejala de Familia, Mayte Díaz, a este personal no se le ha vacunado todavía, mientras sí se ha hecho con los trabajadores de los que dependen de la Junta de Extremadura.

“Es como si hubiera niños de primera y de segunda. No podemos comprender estas discriminaciones, no estamos hablando de que la vacunación esté parada o que tarden más en vacunarlos, estamos diciendo que no están dentro del protocolo que conocemos a día de hoy", ha señalado Díaz.

Del mismo modo, el concejal de Sanidad, Álvaro Astasio, ha reiterado su petición sobre la necesidad de vacunación del personal de ayuda a domicilio. "Seguimos pensando que es imprescindible su vacunación, por las personas con las que trabajan". El edil ha incidido en que "hay muchos mayores todavía sin vacunar y reciben cada día en sus domicilios al personal de ayuda a domicilio".

En el mismo sentido se ha referido a los centros asistenciales, en los que conviven personas y trabajadores, asimilados a los sociosanitarios y que no han entrado en el protocolo de vacunación, según ha subrayado. "Es incomprensible que se olvidaran de este tipo de centros residenciales cuando tienen todos la misma complejidad".

Respuesta de Sanidad

La Consejería de Sanidad ha replicado que los listados recibidos por el SES en relación al grupo de centros infantiles «han sido los de las guardería públicas (y solo algunas se han vacunado) y nos consta que Educación solicitará los listados de las guarderías privadas y nos los hará llegar para planificar la vacunación por áreas de salud».

Señala además: "Nosotros seguimos la Estrategia Nacional de Vacunación y a los grupos prioritarios que hay que vacunar, pero no podemos vacunar a todos al mismo tiempo". Además, al suspenderse la vacunación con AstraZeneca, la prioridad son los mayores de 80 años.