La eliminación de las barreras arquitectónicas que hay en la plaza de la catedral de Plasencia es un proyecto que lleva años en cartera, pero aún no se ha materializado y ahora, ha vuelto a ponerse sobre la mesa en una reunión que han mantenido el alcalde, Fernando Pizarro y la edil de Accesibilidad, Mayte Díaz, junto con un arquitecto municipal, el presidente de la Asociación para la Atención y la Integración Social de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (APAMEX), Jesús Gumiel y la técnico de lo Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura, María Ángeles Carretero.

APAMEX considera que se trata de una intervención «necesaria» para «resolver los problemas de accesibilidad», de forma que se pueda convertir «ese espacio tan emblemático y turístico en accesible y seguro». Unos y otros consideran que la actuación es urgente.