La empresa Ceber Tauro, que tiene a Alberto Manuel Hornos como administrador único, ha remitido un escrito al Ayuntamiento de Plasencia en el que reclama que "revoque y deje sin efecto" la concesión de la gestión de la plaza de toros a la UTE formada por Tauroemoción SL y Espectáculos Carmelo García SLU como consecuencia del auto de un juzgado mercantil de Madrid que ha decretado la disolución judicial de Tauroemoción y la apertura de la fase de liquidación.

A su vez, dado que Ceber Tauro se presentó al mismo concurso para la gestión de la plaza durante el 2020 y el 2021, solicita que se le adjudique el contrato y recuerda que ya entonces, el 3 de marzo del 2020, presentó un escrito en el ayuntamiento en el que pedía la exclusión del concurso de la UTE por "estar incursa en prohibición de contratar o subsidiariamente por falta se solvencia financiera mínima, exigida por la Ley y el pliego de condiciones».

Esta solicitud la hizo después de haber consultado las cuentas de Tauroemoción desde el 2016 y hasta el 2018. Como las alegaciones de Ceber Tauro fueron rechazadas, la empresa recurrió al juzgado, que ahora le ha dado la razón.

Hasta ahora, el ayuntamiento ha señalado que, una vez recibida la solicitud de Ceber Tauro, la estudiará.