El Ayuntamiento de Plasencia ha anunciado el inicio de los trámites para cambiar la clasificación de las 24 hectáreas ofrecidas para la fábrica de cátodos proyectada para la provincia de Cáceres, de dotacional e industrial. Tanto si Phi4tech instala su fábrica en este suelo como si no, el gobierno local hará el cambio “para dejar ese legado en esta legislatura”.

Pero además, el concejal de Urbanismo, José Antonio Hernández, ha puesto sobre la mesa otras dos opciones para acoger la fábrica. Una, terreno privado clasificado como industrial en la zona próxima al nudo de comunicaciones de Fuentidueñas, propiedad de la familia de Isidro Silos Lillo, quien ya ha señalado que comparte la opinión municipal de “no dejar pasar esta oportunidad”.

Tras contactar con Silos, Hernández ha subrayado que se ha mostrado dispuesto a que la fábrica se instale en sus terrenos y el ayuntamiento se ha puesto “a disposición, para mediar en lo posible y ofrece también ese suelo. Estamos a disposición de propietarios y promotores y no tenemos ninguna intención de ‘colocar’ el suelo municipal”.

Imagen de suelo industrial de Plasencia de propietarios privados, en tono morado.

No obstante, como tercera opción si la empresa estuviera interesada en las 24 hectáreas municipales, el concejal ha explicado que la disposición del suelo podría hacerse a través de una calificación urbanística, un instrumento que acortaría “muchísimo los plazos” y también ha planteado que la Junta podría “declarar un PIR”.

Los tiempos

Con todo, según los cálculos de Hernández, el trámite ya iniciado para reclasificar el suelo municipal podría llevar “siendo optimistas, un año” porque primero hay que diseñar el cambio, que es lo que se va a encargar ahora y después vendría el trámite ambiental más las aprobaciones inicial y provisional en pleno con sus plazos de exposición y alegaciones y la definitiva por la Junta.

En el caso de la calificación urbanística, la empresa tendría que presentar un anteproyecto o proyecto y se podría hacer en paralelo, mientras que en el caso de la opción de suelo privado, Hernández calcula que los trámites para desarrollarlo no se alargarían más de “tres, cuatro o cinco meses”.

Isidro Silos: "Hemos comunicado a Phi4Tech nuestra oferta de suelo para la fábrica de cátodos, como también lo hicimos a finales del pasado año para la fábrica de baterías, de acuerdo con la ordenación prevista en el vigente PGM. La empresa nos ha indicado que, en este momento, están considerando las distintas opciones y evaluando la mejor alternativa".

Por lo tanto, el alcalde, Fernando Pizarro, que ha acompañado al edil en la comparecencia, ha subrayado que Plasencia “tiene suelo. Hay 400 hectáreas en manos privadas e instrumentos suficientes a corto, medio y largo plazo” para acoger la fábrica, pero ha insistido en que “necesitamos para todo la connivencia de la Junta, que el presidente considere que Plasencia es el lugar idóneo”.

Así, ambos han hecho un nuevo llamamiento a la empresa y la Junta para que “se sienten con el ayuntamiento y analicemos las opciones de la ciudad, que tiene una de las propuestas más sólidas”.