Cuatro personas han sido propuestas para sanción por la Policía Nacional de Plasencia por dos delitos, celebrar una fiesta privada en una vivienda con aglomeración de personas y desobediencia a la autoridad.

Según ha podido saber este periódico, la fiesta tuvo lugar la madrugada del viernes al sábado en un bloque de la plaza Lusitania, en el barrio de Miralvalle. Se trata de una vivienda de alquiler y, según han señalado algunos vecinos, los inquilinos son personas jóvenes.

Los ruidos que provocaron durante buena parte de la madrugada llevaron a los vecinos a llamar a la policía. Acudieron varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía, que pidieron a los participantes de la fiesta que salieran al exterior, pero estos se negaron. “Les decían que cómo iban a saber ellos si era verdad que eran policías, a pesar del uniforme”, señalan algunos vecinos.

Finalmente, no salieron, pero según ha señalado la Jefatura Superior , “posteriormente se han hecho gestiones y se procedió a la identificación plena de cuatro personas que estaban en el interior de la vivienda”.

Así, se les ha propuesto para dos tipos de sanciones, una por participar en una fiesta en espacio privado con aglomeración de personas que impiden la adopción de medidas impuestas por la autoridad sanitaria (artículo 2.4.1, apartado D, de la Ley 7/2011 de Salud Pública de Extremadura) y otra por desobediencia a la autoridad.

"En este bloque se oye todo y más de madrugada, con todo en silencio. La policía estuvo desde las cuatro de la mañana hasta las once esperando a que salieran", apuntaba otra vecina.

Otra fiesta en Tercio de Flandes

Por otro lado, otras cinco personas han sido propuestas para sanción por la Policía Local por participar también en una fiesta en una vivienda en la calle Tercio de Flandes.

En este caso, según informa Efe,  los hechos ocurrieron sobre las 17.45 horas de este sábado y fueron denunciados por un vecino del inmueble donde tenía lugar la fiesta. Los agentes comprobaron que se trataba de una reunión en un domicilio privado en la que participaban cinco personas, de las que solo una residía en la vivienda, por lo que fueron denunciados.