La apertura de los quirófanos de Cirugía Mayor Ambulatoria en el hospital Virgen del Puerto de Plasencia ha supuesto un aumento de las intervenciones quirúrgicas en horario de tarde que, por un lado, están reduciendo listas de espera, pero por otro están suponiendo un coste extra, ya que cada profesional necesario en estas operaciones debe recibir una cantidad aparte de su sueldo mensual, las llamadas peonadas.

Así, según los datos de la Consejería de Sanidad, en este momento se están realizando 13 sesiones quirúrgicas semanales en la CMA, 8 de mañana y 5 de tarde, lo que suponen unas 20 al mes vespertinas, en las que son necesarios cirujano, anestesista, enfermeros, un auxiliar y la reanimación. En lo que va de año, se han realizado 610 intervenciones en régimen de CMA, de las que 265 han sido en horario de tarde.

Este periódico ha recibido quejas de que esto ha afectado a las intervenciones en el bloque quirúrgico general porque, en ocasiones, por las mañanas «hay quirófanos vacíos y profesionales de brazos cruzados», a los que se llama en cambio para participar en operaciones por la tarde. Sobre esto no ha respondido Sanidad.

Anestesistas

En el caso de los anestesistas en plantilla, UGT ha criticado que no se les permite trabajar en la CMA durante su jornada ordinaria y solo lo hacen anestesistas externos, que cobran un sueldo diario. Según Sanidad, a los de plantilla se les ha ofrecido «hacer actividad de tarde (en la CMA), sin que haya sido posible hasta ahora, cosa que entendemos dada la importante carga asistencial que soportan en el horario habitual». Esto a pesar de que, desde esta semana, la plantilla propia es de 9 profesionales, aunque con las libranzas tras las guardias se quedan la mayoría de los días en 7.

Con todo, la consejería señala que, dado el déficit en Anestesiología, se ha hecho un «esfuerzo organizativo» y se ha recurrido a anestesistas externos para la CMA porque «es imposible que nuestros facultativos asuman además la actividad a realizar en los quirófanos de CMA y con el fin de dar respuesta a las necesidades asistenciales de los pacientes, e intentar disminuir las listas de espera quirúrgica y los tiempos medios de espera».