El canal de baños del parque de La Isla de Plasencia estará abierto hasta las diez de la noche y el parque se cerrará a las dos de la madrugada los viernes y sábados y el resto de la semana estará «especialmente vigilado».

El ayuntamiento ha tomado esta decisión después de las aglomeraciones y destrozos que ha sufrido el parque durante el pasado fin de semana, afectando a papeleras y carteles, que han aparecido arrancados.

«Visto que hay tendencia a ir al parque una vez que se cierran los bares y provocar daños en el mobiliario urbano, se ha decidido cerrarlo», ha anunciado el gobierno local. Precisamente, la Policía Local tuvo que desalojar el sábado a 25 personas de este espacio.

Arrojan una bicicleta por un balcón

Además, ese mismo día acudió a una pelea en la avenida del Valle que acabó con cuatro lesionados y, el viernes y sábado, se desalojó la calle de Los Vinos. También el viernes se desalojó la calle Talavera por molestias a los vecinos, según el parte policial.

Los agentes también han puesto tres denuncias a establecimientos de hostelería por superar el horario de cierre y otras tres por exceso de ruido, además de cuatro por menores consumiendo alcohol en un bar y un quinto haciendo lo propio en otro.

A esto se suman, entre otras, 6 denuncias por mal uso de mascarilla; 12 por faltas de respeto a la autoridad y desórdenes; una detención por alteración del orden en la plaza Mayor y una denuncia a inquilinos de un piso en la avenida de Extremadura por arrojar por el balcón una bicicleta y una señal de tráfico, que cayeron sobre un árbol.