Nuevo capítulo en la obra de transformación de los pabellones militares de Plasencia en residencia de mayores. La empresa constructora JOCA ha sido adquirida por un grupo financiero, Urbas. La noticia la dio en el último pleno la concejala de Ciudadanos, Paqui García y la ha confirmado este jueves el alcalde, Fernando Pizarro, quien ya hablado con los responsables de JOCA sobre esta situación.

Pizarro ha señalado que estos le han tranquilizado porque Urbas es un grupo que "cotiza en bolsa y tiene un músculo financiero importante" lo que dará facilidades a la hora de ejecutar la obra y, por lo tanto, lo valora de momento como una "buena noticia".

Según recoge el grupo financiero en su página web, la ha adquirido por 35 millones de euros. La adquisición se formalizó en el mes de enero de este año y se aprobará en su junta general de accionistas del próximo 6 de agosto. Precisamente, ese mismo día, el alcalde tiene previsto visitar de nuevo la obra para ver sus avances que, según ha dicho, ya los hay, porque se ha hecho el refuerzo de la estructura, que permitirá después ejecutar la cubierta. El paso siguiente será la envolvente del edificio.

Urbas se fundó en 1944 en Barcelona, aunque sus oficinas centrales están en Madrid y su facturación en 2009 fue de más de 125 millones de euros. Ha comprado recientemente otras tres empresas y trabaja en los sectores de infraestructura civil, ciclo del agua, edificación, gas y otras.

Por su parte, JOCA retomó en abril la obra de los pabellones, después de que se paralizara por la necesidad de realizar un reformado del proyecto inicial y previamente, el ayuntamiento le abrió varios expedientes por incumplimientos el contrato, aunque algunos los justificó.