El alcalde, Fernando Pizarro, ha ordenado a los servicios de Arquitectura, Urbanismo, Obras y Policía local inspeccionar el inmueble número 17 de la calle El Salvador, debido a las peticiones vecinales, «dada la ocupación de la vivienda y la eliminación de los elementos de sustentación que garantizaban la seguridad de la misma», en relación a la sustracción de los puntales que garantizan la estabilidad.

Han solicitado ayuda urgente al ayuntamiento para agilizar la demolición de las viviendas y evitar su derrumbe, a la vez que han denunciado que unos ‘okupas’ vendieron los hierros que la apuntalaban.

El alcalde ha manifestado que «no es un tema en el que nosotros nos hayamos abstenido, porque ha habido requerimientos hasta hace poco tiempo y el expediente está en disciplina urbanística», al tiempo que ha recordado que se trata de un inmueble en la parte antigua «que tiene unas características especiales».

Según Pizarro, en otras ocasiones, «en esa misma calle hemos actuado tapiando algunas viviendas para que no accediesen los ‘okupas’ al interior».

Se baraja realizar un nuevo requerimiento «con un plazo de tiempo muy limitado, y si no se ejecuta la orden se actuará subsidiariamente en el inmueble», ha aseverado Pizarro.