Los vendedores ambulantes del mercado de La Hispanidad de Plasencia pidieron al ayuntamiento poder instalar cada martes el 100% de sus puestos, no el 50%, como hasta ahora. Plantearon ocupar las aceras del entorno del parque de La Coronación, pero ante la imposibilidad de controlar así el aforo, el ayuntamiento propuso otra ubicación, el recinto ferial. Pero el mercadillo beneficia a todo el entorno y ya se han recogido firmas en contra del traslado.

Lo han hecho los hosteleros del parque de La Coronación, uno de los principales beneficiarios. «Los propios ambulantes nos pidieron ayuda porque la mayoría no quieren cambiarse, así que lo pusimos en conocimiento de la gente y recogimos firmas», explica el propietario de uno de los establecimientos del parque.

Han reunido unas 70, tanto de ambulantes, como de hosteleros «y de ciudadanía en general».

Los hosteleros explican que les afectaría el cambio de ubicación porque «el mercadillo, en invierno, supone más de medio negocio. Dependemos de los martes y los fines de semana».

Lo mismo opinan en la plaza Juan de Loaísa, más conocida como del Sirimiri. El dueño de dos establecimientos hosteleros señala que el traslado supondría «un hachazo, nos haría polvo». De hecho, en su caso, cuenta habitualmente con dos camareros y los martes tiene que poner tres.

La asociación vecinal también se opone

Porque Miralvalle es un hervidero gracias al mercadillo y así, el presidente vecinal, Agustín Benavente, tampoco está de acuerdo con que se traslade al ferial. Tanto por la clientela que deja en hostelería y comercios como por el hecho de que vive mucha gente mayor que no se desplazaría al Berrocal. Benavente ve bien que se amplíen los puestos en torno a La Coronación, «e incluso dentro del parque, que hay espacio».

De momento, la recogida de firmas está parada porque los hosteleros han contactado con el alcalde y les ha dicho «que primero tiene que haber consenso entre los ambulantes y no lo hay».

Juan Vázquez, su portavoz, dice lo contrario, que "el 90% si queremos cambiarnos porque no nos han dado otra opción y, si no trabajamos, no comemos". Subraya que preferirían el entorno de La Coronación, pero, si no hay otra alternativa, prefieren el ferial para poder instalarse todos. Vázquez señala que también han pedido al ayuntamiento que no les cobre la tasa por instalarse "igual que han hecho con la de las terrazas de los bares".

Afirma que el ayuntamiento no ha respondido. De momento, tampoco ha tomado una decisión sobre el cambio de ubicación.