Plasencia ya no es la gran olvidada, «saben que existimos, pero nos someten a un abandono intencionado y discriminación que no se puede justificar». Así ha calificado el alcalde placentino, Fernando Pizarro, las partidas de inversiones en Plasencia en los presupuestos del Estado y la región.

En los primeros, ha criticado que únicamente hay medio millón para Martín Palomino, en lugar de los 2 millones comprometidos, mientras que la depuradora y la rotonda norte ya las presupuestó el PP.

Sobre las cuentas de la Junta, ha sido aún más crítico porque no incluyen «ni una inversión nueva», que no estuviera en presupuestos anteriores y sin ejecutar, como la segunda fase del desdoblamiento o la rotonda de los Mártires.

También ha criticado que no está la inversión completa para Martín Palomino y que no hay dinero para el tejido industrial, instalaciones deportivas o servicios sociales, mientras Mérida y Navalmoral reciben 9 millones para sus polígonos y Badajoz un millón para una piscina municipal, como ejemplos. Por todo, ha anunciado enmiendas y la petición de un consorcio para temas artísticos y patrimoniales.