La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura no ha dado el visto bueno a la modificación del PGM «para la delimitación de La Vinosilla, al no adaptarse a la Ley de Ordenación Territorial y Urbanística Sostenible de Extremadura».

Según la información de la Junta, así lo manifestó ya en un informe de enero del 2020. Santiago Santos, el único vecino con orden de derribo de su vivienda en la zona, ha señalado que, desde ese tiempo, se está preparando la documentación solicitada por la Junta para enviarla y que pueda dar la aprobación.

"Faltaban dos documentos y es lo que se está preparando. Cada día nos piden una cosa nueva y los trámites tardan", ha explicado. Uno de ellos se está tramitando con Carreteras y es la reordenación del acceso a las viviendas allí construidas.

Respecto a la posibilidad de derribo por orden judicial, Santos ha explicado que la jueza que lleva el caso "nos va pidiendo documentación cada seis meses de cómo van los trámites y se la vamos entregando".